El precio del alquiler se desploma en la capital, donde arrendar un piso es un 11% más barato que hace un año

Un cartel de Se Alquila

El precio medio del alquiler en agosto en Córdoba capital se ha desplomado en el último año. La ciudad es la capital andaluza donde más ha caído el precio de alquilar una vivienda respecto a julio de 2020. Concretamente, los precios en Córdoba han caído un 11,76%. En números redondos: 20 euros menos por alquilar una vivienda que hace justo un año.

Son datos extraídos del informe mensual de precios de alquiler elaborado por pisos.com, y que muestran que el descenso no es algo accidental, ya que el alquiler en la capital ha ido cayendo mes a mes. En julio, los precios disminuyeron un 2,75% respecto a abril. Es cierto que en verano es normal que los precios desciendan, si bien la caída experimentada en la capital es alta incluso para el periodo estival.

De este modo, alquilar un inmueble de unos 90 metros cuadrados en la capital costaba hace un año 683 euros, mientras que se puede acceder al mismo inmueble hoy por 702 euros. A pesar de la crisis, el alquiler en la capital no se aleja demasiado de los precios que se alcanzaron en la época de la burbuja.

En cualquier caso, el caso de Córdoba es similar al de muchas ciudades andaluzas, aunque su descenso no sea tan pronunciado. Según Ferran Font, director de Estudios de pisos.com, “el ajuste que, desde hace un tiempo, arrastran las principales capitales de provincia, las está poniendo al mismo nivel de precios que otros municipios de primera línea y con una alta densidad de población, pero que no tienen esta condición de principal foco administrativo”.

El portavoz del portal inmobiliario asegura que, “si bien el enfriamiento que está teniendo lugar en estas ubicaciones comenzó antes de que estallara la crisis sanitaria, la pandemia ha logrado que esa progresiva y deseable alineación entre rentas y sueldos se acelere”. En cualquier caso, el experto comenta que “este fenómeno se ha apoyado en aspectos como el teletrabajo y la formación online, que han descongestionado las ciudades, así como en el trasvase turístico, que ha hecho aumentar la oferta disponible”.

 Por otro lado, Font indica que, “aunque las mensualidades de alquiler resultan algo más asequibles para la demanda que antes, los requisitos que se piden al inquilino se han endurecido de forma notable”. Font asegura que ahora, “además de varios meses de fianza, y no solo uno como estipula la ley, se exigen garantías adicionales como un segundo titular, aunque el primer inquilino demuestre su solvencia con contrato indefinido y las últimas nóminas. En el caso de que el solicitante tenga un empleo temporal, entran en juego los avales y los depósitos bancarios como herramientas para dotar de seguridad al pago mensual”.

Etiquetas
Publicado el
10 de agosto de 2021 - 05:45 h