El plan de Vimcorsa señala la necesidad de contar con unas 6.000 viviendas para cubrir la demanda

Presentación del Plan de Vivienda y Suelo de Vimcorsa.

El presidente de la empresa municipal de Viviendas de Córdoba (Vimcorsa), Salvador Fuentes (PP), ha informado este martes sobre el Plan de Vivienda y Suelo de la entidad del período 2023 a 2027, que apunta a una demanda de unas 6.000 viviendas, además de recoger una inversión privada y pública de unos 274 millones de euros, a la vez que se centra especialmente en la vivienda en alquiler.

Los detalles los ha facilitado el edil en una rueda de prensa junto a Mario Estivill y Antonio Ibáñez, componentes del equipo Espacio Común, que ha realizado el plan, cuya revisión se ajusta a lo establecido en la Ley Reguladora del Derecho a la Vivienda de Andalucía y al Plan Vive en Andalucía 2020-2030 al que “necesariamente tenía que adaptarse”, recordando que en junio de 2020 se aprobó el Plan Vive, de vivienda, rehabilitación y regeneración urbana de Andalucía 2020-2030, mediante Decreto 91/2020 de 30 de junio, que es el que actualmente está vigente.

Este documento introduce parámetros nuevos respecto del Plan de 2010, que lo adaptan a las actuales circunstancias sociales y económicas, surgidas como consecuencia de la crisis económica, sanitaria y energética. En definitiva, “la revisión se adapta al actual panorama social, que poco o nada tiene que ver con el existente en 2010”, han manifestado.

Como consecuencia de ello, la revisión propone “una fuerte apuesta por la vivienda en alquiler y la puesta en carga de la vivienda vacía, descargando la necesidad de la vivienda de nueva construcción”, así como “el control de la vivienda turística en favor de la vivienda en alquiler, como mecanismo para regular las rentas”.

En este mismo sentido, “como una prueba más de la fuerte apuesta por la vivienda en régimen de alquiler”, se introducen programas de ayudas que se mantienen constantes en todas las anualidades, “potenciando y mucho la atención a los sectores más vulnerables”, según han indicado.

Por otra parte, el plan se preocupa por la vivienda existente, “incentivando mediante ayudas, la regeneración del parque actual de vivienda a nivel de habitabilidad, accesibilidad y eficiencia energética”. En este punto, las diferencias entre ambos planes son “muy significativas, tanto a nivel cualitativo como cuantitativo”.

Al respecto, han recordado que el actual Plan Municipal de Vivienda y Suelo de la capital se redactó y aprobó en el año 2010, unos meses después de la aprobación de la Ley 1/2010 de 8 de marzo reguladora del derecho a la vivienda en Andalucía, y bajo la vigencia del Decreto 395/2008, de 24 de junio, por el que se aprueba el Plan Concertado de Vivienda y Suelo 2008-2012.

Análisis

En cuanto al contenido de la revisión del plan, es conforme con lo establecido en el artículo 13 de la Ley 1/2010 de 8 de marzo reguladora del derecho a la vivienda en Andalucía, así como en el Plan Autonómico, e incluye un análisis sociodemográfico, la descripción de la estructura urbana residencial e información y diagnóstico del parque de viviendas existentes en el municipio, la infravivienda, datos en cuanto al chabolismo y asentamientos en el término municipal, memoria justificativa y descriptiva y una evaluación económica financiera del Plan.

Además, se han planteado tres objetivos generales dentro las cuales se establecen una serie de objetivos específicos y dentro de estos se definen una serie de estrategias que deberán culminarse con los programas de actuación, basados en facilitar el acceso a una vivienda “digna y adecuada”, evitar la vulnerabilidad urbana y residencial y fomentar la calidad de la edificación y el medio ambiente urbano.

Y para la consecución de estos objetivos y estrategias, el plan define 18 programas de actuación en los que para cada uno de ellos se describe su propósito, a quién va dirigido, agentes intervinientes, cuantificación de inversiones estimada y cuantificación del número de actuaciones y alcance, así como el desarrollo de los mismos en el período de vigencia del plan.

En concreto, se establecerán ayudas al alquiler, a personas especialmente vulnerables y a arrendatarios en situación de vulnerabilidad sobrevenida; la construcción de alojamientos y vivienda protegida en régimen de alquiler y venta; el apoyo al desarrollo de proyectos de cooperativas de vivienda, vivienda colaborativa y autopromoción; la movilización y adquisición de vivienda vacía.

Igualmente, se plantea un programa de intervención social; una oficina para la defensa del derecho a la vivienda; la rehabilitación de edificios y viviendas en general; edificios protegidos, casas de vecinos y casas patio, y espacios de titularidad privada; la adecuación de viviendas a personas con discapacidad y tercera edad; obras de emergencia; instalación de ascensores; la elaboración de la Inspección Técnica de los Edificios (ITE).

También, se recogen ayudas a la erradicación del chabolismo y la infravivienda; un programa de rehabilitación integral de barriadas, y un programa para la mejora del conocimiento sobre la situación de la vivienda en la ciudad.

Respecto a la tramitación de la revisión del plan, la Ley 1/2010, de 8 de marzo, Reguladora del Derecho a la Vivienda establece que los ayuntamientos son los competentes para la elaborarán y aprobarán sus correspondientes planes municipales de vivienda y suelo, debiendo remitirse los mismos a la Consejería competente en materia de vivienda, tras su aprobación.

Sama Naharro

En relación con el consejo de administración de Vimcorsa, Vox ha informado en una nota de que ha votado a favor este martes de la aprobación del pliego de licitación para el inicio de obras de la nueva fase de alojamientos de alquiler de la calle Sama Naharro.

“Se construyen 113 alojamientos para mayores en régimen de alquiler en esa zona, con un importe de 8,3 millones de euros”, según ha explicado el consejero de Vox en Vimcorsa, Julián Urbano.

Etiquetas
stats