El paro en Córdoba capital baja a niveles del año 2008

El sector servicios es el que más empleo genera en Córdoba

Desde el año 2008 no hay datos tan buenos en cuanto al número de parados en Córdoba capital. Justo en el año en el que estaba estallando la crisis inmobiliaria, la capital pasó de rondar casi siempre los 30.000 desempleados a irse por encima de los 40.000 en 2009 e incluso de superar los 50.000 parados en el año 2013. Desde entonces, el desempleo ha ido bajando de manera progresiva, aunque su descenso ha sido especialmente intenso y notable en el último año y medio.

Según los datos del Observatorio Argos de la Junta de Andalucía, Córdoba capital ha cerrado el mes de mayo de 2022 con un total de 34.279 desempleados. No había una cifra tan baja desde el mes de septiembre de 2008, según el mismo observatorio, dependiente de la Junta de Andalucía. En diciembre de 2021 se anotó también un importante descenso, que llegó a rozar la cifra actual, que es mejor.

Eso sí, en la provincia el último mejor mes de desempleo es precisamente ese diciembre de 2021. Anteriormente hay que remontarse también a septiembre del 2008, cuando miles de personas comenzaron a perder sus empleos con el estallido de la crisis del ladrillo.

En Córdoba capital, el paro ha bajado en mayo a un ritmo algo inferior al del resto de la provincia, aunque también el descenso es significativo. Así, mientras en la provincia el paro ha bajado en más de 2.000 personas, en la ciudad lo ha hecho en algo más de 800. No obstante, el ritmo de descenso anual es más notable en la capital que en la provincia.

UGT pide que la recuperación llegue a los barrios

La Unión General de Trabajadoras y Trabajadores de Córdoba (UGT Córdoba) destaca que las cifras del paro continúan con la tendencia positiva de los últimos meses, ya que el número de parados desciende en todos los sectores en la provincia de Córdoba. Así, el paro baja en nuestra provincia en 2.135 personas con respecto al mes de abril de 2022, lo que supone un 3,11% de bajada con respecto al anterior mes. Además, si se compara con el mes de mayo de 2021, la tasa interanual de desempleo ha bajado un 17,41%, lo que significa que hay 14.002 desempleados menos que el año pasado en este mismo mes.

La secretaria de Empleo de UGT Córdoba, Francisca Haro, señala que tradicionalmente el mes de mayo es un buen mes para el empleo en nuestra provincia, ya que en él “se concentran la mayor parte de las fiestas de la ciudad como las cruces, los patios y la feria”. Por otro lado, el 32,5% de los contratos firmados en mayo fueron indefinidos, lo que implica que el 67,5% de los contratos firmados en este mes fueron temporales.

Analizando por sectores, el sector servicios y el sector agrario son los que arrojan las mejores cifras, pero a diferencia del mes de abril, el resto de sectores también ha visto bajar sus cifras de parados. “Los datos son muy positivos, aunque como viene siendo habitual en nuestra provincia los sectores servicios y agrícola son los que tiran del carro. Sabemos que Córdoba es una ciudad muy dependiente del sector servicios”, indica Haro.

Igualmente, la responsable de empleo de UGT Córdoba observa que continúa el aumento de los contratos indefinidos, situándose los mismos en un 32,5% del total de contratos, acortando la diferencia con los contratos temporales, algo que es posible gracias a los frutos que va dando la reforma laboral. Por ello, desde UGT seguimos exigiendo un cambio de modelo productivo a favor de otros sectores que no sean tan estacionales, “en los que prime una estabilidad en los empleos y mejores condiciones laborales”. La nota negativa, nuevamente, la encontramos en las mujeres, ya que siguen suponiendo prácticamente el 60% de las personas desempleadas, especialmente en la franja de edad situada por encima de los 25 años.

“Desde UGT Córdoba esperamos que estos buenos datos se mantengan en los próximos meses y se consolide esta senda de recuperación del empleo tras la pandemia. Sin embargo, no podemos olvidar que según el último informe Urban Audit, cuatro barrios cordobeses siguen estando entre los 15 barrios más pobres de Córdoba. Por ello, volvemos a pedir un plan de choque de formación y empleo para estos vecinos, ya que ”no podemos resignarnos a esta triste realidad“, concluyó Haro.

CSIF muestra su preocupación por el desempleo femenino

CSIF Córdoba valora el descenso del paro en el mes de mayo, al tiempo que alerta de que las mujeres son el colectivo que menos se está viendo beneficiado de esta mejoría del mercado laboral. Según las estadísticas hechas públicas hoy por el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el desempleo se redujo en la provincia en 2.135 personas, dejando la cifra total de desocupados en 66.406.

La presidenta de CSIF Córdoba, María Dolores Navajas, señala que “es indudable que cada persona que sale de las listas del paro es una buena noticia, pero, en este caso, hay que tener en cuenta que gran parte de las contrataciones realizadas el mes pasado fueron derivadas de los distintos eventos del Mayo Festivo, por lo que tienen un marcado carácter temporal”. Por ello, la máxima responsable de la central sindical a nivel provincial pide que se pongan en marcha, de manera urgente, medidas que permitan estabilizar la generación de empleo en Córdoba para no depender de la estacionalidad de determinados sectores, como es el caso de los servicios.

La dirigente sindical alerta de la situación que viven las mujeres en cuanto al empleo, puesto que la bajada del desempleo en este colectivo fue la mitad que las de los varones en mayo, del mismo modo que el paro femenino en Córdoba supone casi el 60% del total. “Históricamente las mujeres son las más perjudicadas por el desempleo por cuestiones que todos conocemos como la conciliación. Y podemos comprobar que la igualdad también es una tarea pendiente en el proceso de recuperación económica como lo es en muchos otros ámbitos de la sociedad”, destaca Navajas, quien pide que se impulsen programas específicos que permitan acabar con la discriminación de las mujeres en el ámbito laboral.

CSIF tampoco se olvida de los 9.088 cordobeses que no tienen trabajo y que carecen de cualquier tipo de prestación, “unas personas y unas familias que lo tienen especialmente complicado para poder llegar a final de mes y no caer en la pobreza y en la marginalidad”. En cuanto a la contratación, el sindicato se felicita de la reducción de la temporalidad, aunque apunta que las vinculaciones laborales indefinidas bajaron en mayo un 11,5%.

CCOO pide incentivar sectores con empleo más estable

CCOO de Córdoba se congratula de la bajada del paro en mayo en la provincia de Córdoba en 2.135 personas respecto al mes anterior, un descenso que rebaja las cifras del desempleo en la provincia a 66.406 personas. “Una bajada del paro es siempre bienvenida, pero no podemos perder de vista que mayo es un mes en el que tradicionalmente baja el desempleo por el tirón del Mayo festivo”, dice la secretaria de Empleo de CCOO de Córdoba, Ana Belén Acaiña quien reclama “medidas para incentivar el desarrollo de sectores productivos que generan empleo más estable y de calidad, como el industrial, la energía verde o la logística, que recorten nuestra dependencia de sectores marcados por las campañas, como es el agrícola o el turismo”.

“Si nos fijamos en la contratación, después de 4 meses de incremento de la contratación indefinida en mayo ha sido la contratación temporal la que ha aumentado”, apunta Acaiña. No obstante, “la reforma laboral está dando frutos”, afirma la responsable sindical, “ya que en lo que llevamos de año se han firmado 37.818 contratos indefinidos, un 162% más que en todo 2021, lo que viene a demostrar que la alta tasa de temporalidad que aún tenemos está injustificada” y que “es necesario ese cambio de modelo productivo que venimos defendiendo hace años”. 

Aun así, Acaiña advierte que “las amenazas siguen ahí: la inflación generada por los precios de la energía y el desabastecimiento de algunas materias primas, que puede verse agravada por los nuevos brotes de covid y la guerra en Ucrania, que parece que va a ser larga, y por eso no podemos bajar la guardia y tenemos que seguir adoptando medidas para incentivar la actividad económica y, con ello, el empleo”.

En concreto, la responsable sindical se refiere a la subida de salarios. “Muchas familias, aunque tengan trabajo, lo están pasando muy mal a causa de la inflación y la primera consecuencia es una retracción del consumo que no beneficia a nadie. Por eso es tan importante que los convenios colectivos no solo incluyan una subida salarial justa y suficiente sino que se establezca una cláusula de revisión salarial que los adapte a los precios de la vida”, remarca.

“Si las familias tienen estabilidad y unos ingresos suficientes consumen y el consumo mueve a las empresas y así se genera empleo. La reforma laboral está logrando la estabilidad laboral que habíamos perdido con la reforma del PP, pero aún hay que adoptar medidas valientes para hacer frente a los retos que se nos plantean a corto plazo”, hace hincapié Acaiña.

Por otra parte, y un mes más, la secretaria de Empleo de CCOO de Córdoba mostró su preocupación por la situación de la mujer en el mercado de trabajo. “Las mujeres suponen casi el 59,7% de las personas desempleadas en la provincia y su cifra, en vez de bajar, aumenta mes a mes”.

“La expulsión de la mujer del mercado laboral está teniendo consecuencias gravísimas. Estamos viendo una escalada de la violencia de género que está íntimamente relacionada con la autonomía de la mujer. Si la mujer no trabaja está más atada a su agresor, porque depende económicamente de él”, recordó la secretaria de Mujer de CCOO de Córdoba.

Etiquetas
stats