Las Palmeras inaugura su cruz de mayo codiseñada con In-Habit

Preparación de la cruz de mayo de Las Palmeras

El proyecto europeo In-Habit, coordinado por la Universidad de Córdoba (UCO), celebra este viernes una gran fiesta repleta de actuaciones de baile para mostrar el resultado de los talleres para elaborar la cruz del barrio de Las Palmeras, en la que han colaborado también el Real Jardín Botánico, Sadeco y El Brote.

Tal y como ha indicado la UCO en una nota, más de una veintena de vecinos de Las Palmeras han participado durante estas dos últimas semanas en varios talleres planeados por el equipo In-Habit, coordinado por la Universidad de Córdoba, para que por primera vez se pueda celebrar este viernes la Cruz de Mayo en el barrio.

Hasta tres días en semana se han estado reuniendo los habitantes del barrio, desde pequeños hasta mayores, para unir fuerza e ilusión a la hora de diseñar este símbolo floral que representará al barrio durante la gran fiesta final que se celebra este viernes.

Reunidos en los locales de la parroquia del barrio se han desarrollado estos talleres que han consistido en el planeamiento, montaje, carpintería, diseño, ensamblaje y resultado final de una cruz de mayo que une a todos los habitantes de Las Palmeras y acerca esta tradicional fiesta cordobesa al barrio.

Las participantes han destacado la “buena acogida” de estos talleres como “una oportunidad para aprender algo nuevo --en cuanto a carpintería-- y para unir a todos los vecinos que se han acercado para echar una mano”. Nuria Chacón, residente de Las Palmeras, ha afirmado que “no me imaginaba desmontando palés”, recalcando que “es bonito ver a tanta gente participando en grupo, el trabajo une a gente de diferentes edades”. Una opinión compartida por Inmaculada Molina, “esto es una cosa que gusta, porque las manualidades siempre atraen a la gente y porque, además de aprender, colaboras con el proyecto In-Habit”.

Todas las vecinas se han mostrado satisfechos con su esfuerzo y el resultado final del mismo, que no hubiera sido posible sin la colaboración de tres entidades: el Real Jardín Botánico de Córdoba, que ha donado plantas para la ocasión, los palés de madera reciclada aportados por Sadeco o el apoyo de El brote durante el taller de carpintería.

La cruz, pintada a mano por los vecinos de Las Palmeras, guarda un espacio significativo para el proyecto In-Habit, impulsor de esta actividad, por lo que su nombre va grabado en esta cruz tan especial de este mes de mayo. In-Habit tiene como objetivo incrementar el acceso a salud y bienestar a través de diferentes acciones, sobre todo aquellas ligadas a acceso a la cultura en entornos desfavorecidos.

La fiesta ha continuado con la actuación de la bailaora María Carrillo, de Fitflamc, además del baile de la Asociación Red XXI, un concurso de sevillanas y una actuación de la Escuela de Flamenco Piedad y Esperanza de Las Palmeras.

Etiquetas
stats