IU dice que Bellido desechó un contrato con tarifa fija eléctrica que estaría ahorrando a Córdoba hasta 300.000 euros al año

La concejala de IU Amparo Pernichi, en rueda de prensa.

El grupo de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Córdoba ha recordado que el alcalde, José María Bellido, “desechó el contrato de suministro eléctrico que dejó listo el anterior equipo de gobierno”, que permitió al Consistorio rebajar las facturas de la luz en más de 600.000 euros en cuatro años y que en estos momentos, y si se hubiera avanzado en medidas de eficiencia energética, “estaría ahorrando a la ciudad entre 250.000 y 300.000 euros al año, incluso en momentos como los actuales, al contar con una tarifa fija”. 

Por ello, IU ha afeado a Bellido su “análisis interesado” de las consecuencias que tendrá para el Ayuntamiento la “insoportable” subida del precio de la luz, ya que “tuvo en sus manos la oportunidad de ahorrarle una importante suma de dinero a la ciudad apostando además por un modelo más sostenible”. En cambio, decidió “adherirse al contato de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), con una tarifa variable, ideado para pequeños pueblos y que blinda el contrato para el oligopolio eléctrico”, que es “el verdadero responsable de lo que está sucediendo con los precios de la luz”.  

Con esa decisión, Bellido ha dejado a Córdoba “a expensas del mercado eléctrico, que bien saben en el PP como funciona”, por lo que considera “hipócrita” que se queje de sus consecuencias. Según el grupo municipal, Bellido, que tiene “intereses políticos que van mucho más allá de ser alcalde de Córdoba”, utilizó la ciudad de “para negociar con la FEMP y para ganar puntos políticos”, jugando para ello con el dinero de los cordobeses y las cordobesas. 

IU ha lamentado además que Bellido despreciara “el trabajo que se realizó en el anterior mandato para elaborar un pliego que mejoraba el que ya salió a contratación en 2016 y que fue imitado en muchas otras ciudades por haberse adelantado a la nueva ley de contratación pública”. Ese pliego contemplaba “una concurrencia competitiva lo suficientemente fuerte para que las empresas dieran una tarifa baja y competitiva, que se mantuvo durante cuatro años y ahorró a Córdoba más de 600.000 euros”. 

El pliego que quedó listo para su licitación y que “enterró” el gobierno de Bellido, loteado y cifrado en unos 6 millones, contemplaba además una serie de mejoras como la instalación de una veintena de puntos de recarga eléctrica en la ciudad. Sin embargo, Bellido optó por “dejar caducar el contrato anterior y no renovarlo”, optando por adherirse al contrato marco de la FEMP “que está pensado para pequeños municipios”, con una tarifa variable que además “nos cuesta dinero porque hay que pagar para la adhesión al contrato”.

Etiquetas
Publicado el
13 de septiembre de 2021 - 05:00 h