CRÓNICA

Del extintor "desubicado" al "mono del zoo": Fuentes acapara las preguntas del Pleno

El grupo popular en el pleno de octubre

La suspensión in extremis de la inauguración de la biblioteca de La Normal, prevista hace justo una semana y finalmente cancelada, ha ocupado buena parte de las preguntas dirigidas al Gobierno Municipal durante el pleno ordinario de este jueves, dando lugar, además, a algún que otro momento surrealista, con Salvador Fuentes como protagonista.

Ante la ausencia del alcalde, José María Bellido, que ha tenido que marcharse a Madrid para la presentación de un vídeo promocional de las ciudades Patrimonio de la Humanidad, buena parte de las cuestiones sobre la fallida apertura de la biblioteca de La Normal han ido dirigidas al presidente de la Gerencia de Urbanismo, Salvador Fuentes, pues es la administración que tiene que recepcionar las obras.

Ya el mismo día en que se canceló la apertura, desde el Ayuntamiento indicaron a este periódico que todo respondía a un informe de Salud Laboral que detectaba la falta de algunas medidas en este ámbito en las instalaciones y que se subsanarían en "una o dos semanas".

Este jueves, a preguntas de Vox, IU y el PSOE, Fuentes ha aludido al citado informe, afirmando también, con su habitual gracejo coloquial, que el único problema que hay para que la biblioteca no este abierta es un "extintor desubicado". Concretamente, ha explicado Fuentes, se trata de un extintor que dos técnicas decidieron quitar de la pared para poner un archivo y que pusieron encima de un mostrador, cuando el informe de Salud Laboral dice que tiene que estar colgado. Del resto de las observaciones que se hicieron, la inmensa mayoría era referida a señalética, y, según Fuentes, "ya se han solucionado". 

Por este motivo, los grupos le han insistido en la fecha de la apertura, a lo que el presidente de Urbanismo ha vuelto a contestar con ironía: "La apertura es inminente. Y, cuando digo inminente, es en este mandato. Y cuando digo en este mandato, digo que puede ser la semana que viene o igual mañana a las 8:30. Si tengo que ir yo a poner la puntilla, voy, se va a abrir", ha contestado Fuentes a Paula Badanelli y a Alba Doblas.

Las respuestas de Fuentes han parecido incomodar a la concejala Amparo Pernichi, que ha indicado al respecto: "Confundimos la gracia con la poca vergüenza". En cualquier caso, Fuentes sí se ha puesto serio cuando desde IU le han criticado por la improvisación con la que se anunció la cancelación de la apertura de la biblioteca. "El máximo interesado en abrir esa biblioteca fui yo", ha dicho el presidente de la Gerencia de Urbanismo.

Y es que el también concejal de Hacienda, que ha defendido este mismo jueves las ordenanzas fiscales y la postura del PP en varias mociones, seis horas después también ha acaparado el turno de preguntas. Así, se ha visto respondiendo, en la medida de su conocimiento, a cuestiones relativas al traslado de los trabajadores del Imtur a la Pérgola de los jardines del Duque de Rivas ("no depende de mí, sino de los servicios jurídico y sobre todo del juez", ha dicho), la limpieza el Templo Romano ("hace falta una plan de seguridad especial", ha defendido) o el arreglo del retablo de la calle Lineros ("si tengo que ir a quitar los cables, los quitaré yo", ha ironizado).

Tanto es así, que Fuentes ha acabado afirmando que se le estaban preguntando incluso cosas sobre las que no tiene responsabilidad. "Como sigamos así, me veo dándole de comer al mono del zoológico", ha llegado a afirmar el concejal.

Etiquetas
Publicado el
22 de octubre de 2021 - 05:00 h
stats