Defensa tendrá un plazo máximo de cuatro años para iniciar las obras de la base logística en Córdoba

La ministra de Defensa, Margarita Robles, y el alcalde de Córdoba, José María Bellido, visitan la zona donde se ubicará la futura base logística del Ejército de Tierra

Cuatro años. Ese es el plazo máximo al que se ha comprometido el Ministerio de Defensa para iniciar las obras de construcción de la base logística del Ejército de Tierra en Córdoba. Este viernes está previsto que la propia ministra de Defensa, Margarita Robles, y el alcalde, José María Bellido, firmen el convenio que ya habrá recibido el visto bueno del Consejo Rector de la Gerencia Municipal de Urbanismo. Ese convenio prevé la cesión de todo el suelo público que está en poder del Ayuntamiento y de la Junta en La Rinconada, donde Defensa prevé construir esta base logística de última generación.

El convenio de cesión señala precisamente ese plazo temporal: cuatro años. Para entonces, Defensa se compromete a "acometer" las obras. El uso de ese verbo no es baladí, ya que acometer se utiliza como sinónimo de iniciar (que no concluir).

El Ministerio no se ha querido pillar los dedos ante el inicio de un proceso administrativo que se va a acelerar todo lo posible, pero que lleva unos plazos pautados que hacen que se vaya a dilatar en el tiempo. El lugar elegido por Defensa es un polígono industrial que no está desarrollado del todo. En 2010, los promotores dejaron los trámites en un proyecto de reparcelación que se redactó pero que no se llegó a aprobar (ni por tanto a ejecutar).

Ahora, los trámites necesarios para seguir adelante son la redacción y ejecución de ese proyecto de reparcelación y de un plan parcial. La parcela elegida, por ejemplo, no está urbanísticamente aprobada. Son cerca de 90 hectáreas de un proyecto de reparcelación que no se aprobó. Ahora, hay que hacer otro y ubicar esa parcela en un lugar concreto. El resto del polígono industrial quedará en manos privadas para seguir adelante con otras promociones. Una vez reparcelada toda la zona, habrá que pedir licencia de obra y que la Gerencia conceda el permiso para los trabajos.

Con todos esos trámites por delante, Defensa se ha querido curar en salud y ha fijado un horizonte temporal de cuatro años. En su última visita del mes de junio, los militares ya planteaban un inicio de obras para 2023 aproximadamente. El objetivo era que la base pudiese comenzar a funcionar a partir del año 2026, aproximadamente.

Etiquetas
Publicado el
15 de septiembre de 2021 - 05:45 h