¿Llegó al ‘pico’? Córdoba estabiliza su curva de Covid-19 pese a otra subida

Hospital Reina Sofía de Córdoba | TONI BLANCO

El diente de sierra -como es conocida una línea con altibajos en gráfico- se mantiene. Después de una muy significativa disminución vive otro incremento. Aunque esta vez es moderado dentro de las cifras existentes desde el principio de la crisis -la suya en particular-. Con revisión de las estadísticas, tanto diarias como en perspectiva mucho más amplia, la realidad aparenta ser positiva. Ya es hora, es probable que piensen no pocos. Sobre el papel, Córdoba estabiliza su curva de contagios de Covid-19 después de cerrar un incremento de 41 en las últimas 24 horas, un número que supera en 19 al de la jornada anterior (29) pero que supone una reducción de más del 50% en relación al lunes, cuando se alcanzara el máximo (99). Dicha circunstancia concuerda en esta ocasión con la que se produce a nivel nacional e incluso en plano andaluz.

Al igual que España y que cada autonomía, la provincia va tras el famoso pico dentro de la pandemia por el coronavirus con origen en la ciudad china de Wuhan. Lo cierto es que éste parece superado a todos los niveles en el país, por mucho que todavía se produzcan crecimientos en los guarismos de casos diarios y se alcancen números muy dolorosos de fallecimientos. Así, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha asegurado en la comisión del área del Congreso que el "primer objetivo" se ha logrado. Porque, y así lo ha recalcado este jueves, parece que al fin comienza la "fase de ralentización" en la transmisión de la enfermedad. Su aseveración ha tenido lugar después de un parte de su cartera ministerial que ha reflejado sin embargo un nuevo ascenso en el apunte de pacientes y otro máximo en fallecimientos.

Son 8.102 los afectados que suma España en esta ocasión para superar la barrera de los 100.000 en global -se llega a los 102.136 para ser exactos- y registrar un aumento respecto del miércoles, cuando la cifra fue de 7.719. Pese a la subida el dato está muy por debajo del techo en este sentido, que es de 9.222 -se produjo el martes-. Acerca de las defunciones, la escalada conllevó un nuevo récord negativo al añadir 950 en las últimas 24 horas. El total es de 10.003. Aun así, Salvador Illa ha querido resaltar que "no hay ningún dato bueno con tantos fallecidos, pero la curva se ha estabilizado". Más que nada porque el incremento de positivos esta vez es de un 8% y el mismo día de la anterior semana fue de un 18%. Por este motivo, el ministro de Sanidad ha mantenido un discurso optimista aun cuando prudente. "Aún quedan semanas duras pero entre todos lo estamos consiguiendo", ha apuntado.

Como ejemplo de la mezcolanza de ideas reflejada por el discurso de Salvador Illa se encuentra Córdoba, así como Andalucía. Principalmente porque atraviesan jornadas difíciles que sin embargo permiten pensar que quizá un territorio y el otro, en términos globales el segundo, alcanzaron sus picos. Antes de continuar es obligado explicar de nuevo que ese concepto hace referencia al techo de contagios. Es decir, si un país escala en 7.000 pacientes un día después de dos semanas de cuarentena y justo al siguiente arranca una bajada progresiva en el crecimiento, de 6.000, 5.000, etcétera, hasta que el coronavirus queda plenamente contenido se ha superado la fase. Aunque en ocasiones la representación numérica y gráfica es de otra forma, como es probable que ocurra ya en España. Esto es con momentos de subida pero más leves.

Tal realidad es la que se desarrolla, al menos en teoría, en Córdoba. Una vez alcanzó su máximo de afectados con 99 el lunes registró una discreta caída hasta 89 y el día posterior mucho mayor hasta 26. Este jueves los partes oficiales -Gobierno y Junta- muestran un nuevo ascenso, de 41 pacientes, que hipotéticamente viene a mantener una tendencia de estabilización de la curva. El aumento conduce a un total de 687 que supone un 10,4% del conjunto de enfermos de la región, que acumula 6.972 después de padecer otro ligero crecimiento hasta los 580 -574 agregó al historial el miércoles-. Por cierto, el moderado ascenso de esta jornada significa un 7,1% del que sufre la comunidad autónoma, que cierra esta vez con un incremento de un 9,1% que sin embargo deja el apunte muy lejos del repunte más señalado: de 723 también a inicios de la presente semana.

Más allá de Córdoba, el contexto andaluz es cambiante en cada zona. Sin ir más lejos, Málaga y Sevilla alcanzan sendos máximos de nuevos positivos después de otras dos bajadas. La primera provincia suma en esta ocasión 180 enfermos de Covid-19 con un aumento de un 12,3% respecto del miércoles, mientras que la segunda registra 156 con una subida de un 12,8%. El foco principal de preocupación casi desde el comienzo de la emergencia sanitaria en dicho punto es Granada, que esta vez tiene una mínima tregua al rebajarse sus casos diarios a 48 más con un crecimiento de sólo un 4,1%. De vuelta a las estadísticas cordobesas, más negativo es la vinculada con los decesos. Si bien en este aspecto ve reducido el impacto mortal del coronavirus en relación al día precedente, sella su segundo peor dato de la pandemia.

Los informes gubernamentales exponen este jueves cuatro nuevos fallecimientos en la provincia, que son dos menos que la anterior jornada pero también dos más que las más comunes -con dos víctimas-. Así, esta vez le corresponde el tercer lugar en efecto fatal de la enfermedad con origen en China dentro de Andalucía. Más desfavorables son sólo las cifras de Málaga, con 16 defunciones, y Granada, con seis. Precisamente el territorio que capitaliza la Costa del Sol alcanza también un máximo en este plano. De ahí que la situación más compleja fuera la malagueña tras un alivio efímero. Muy al contrario, sin embargo, la comunidad logra una clara disminución de decesos al sumar 35 después de los 60 lamentados el miércoles.

Vistos los números, parece factible que el pico pudiera quedar atrás al fin. Si no, quizá reste poco para que ese deseado instante termine por producirse. Tampoco es que se pueda  sonreír de manera completa, sobre todo a la hora de hablar de defunciones. Un aspecto éste en el que, además, Córdoba ve incrementada su cifra con al menos tres muertes más. Son las registradas en Rute, Hornachuelos y Villanueva del Rey durante las horas posteriores a la publicación de los partes oficiales. De esta forma, la letalidad vuelve a ser fluctuante entre dos porcentajes. En base a los guarismos aportados por las autoridades es de un 3,4%. Si se contabilizan los tres fallecidos más recientes, que llevan a un global teórico de 28, es de un 3,8%.

Positivo es en este sentido, aunque nunca hay nada que lo sea cuando se habla de fallecimientos, es el hecho de que Córdoba, de un modo u otro, tiene la tercera tasa más baja de Andalucía. Apenas Cádiz y Huelva, ambas con un 2,7% esta vez, están por debajo. La comunidad acumula un 4,9% con 343 decesos dentro de los 6.972 contagios confirmados. La mortalidad más elevada, mientras, la soportan Granada y Almería. La primera provincia llega ya a un 7% y la segunda, a un 6,2%. Málaga, con un 5,7%, y Jaén, con un 5%, son las siguientes con la cifra más alta. Por completar la mención y la contextualización de la realidad regional, Sevilla cuenta con un 4,2%. Por cierto, y por culminar, las 25 defunciones cordobesas -oficiales- suponen un 7,3% del dato general de la comunidad.

Y como parámetro último analizado, como es habitual, corresponde hablar de la tasa de incidencia, calculada en el contagio por cada 10.000 habitantes. En este aspecto, la evolución no es demasiado favorable para Córdoba, pues más de nueve personas de cada diez millares están afectadas por el Covid-19. En porcentaje esta circunstancia se traduce en un 9,3%, que es el cuarto guarismo más alto de Andalucía. En lo que se refiere a la autonomía, ésta se halla en un 8,3%, un punto por debajo de la provincia y con un índice todavía más inferior que Granada, Jaén y Málaga. El primer territorio está ya en 13,5%, mientras que las dos siguientes se sitúan en un 12,4% y un 10% respectivamente.

17 de marzo: Así ha evolucionado el Covid-19 en Córdoba en su primera semana

17 de marzo: De repente… Córdoba, la cuarta provincia andaluza en casos de Covid-19

18 de marzo: Por primera vez, Córdoba encadena dos días con diez o más nuevos casos de Covid-19

19 de marzo: Tendencia ascendente: Córdoba vive su segundo peor repunte de Covid-19

20 de marzo: Córdoba, en su primer día negro por Covid-19

21 de marzo: Menos contagios pero más letalidad en Córdoba por el Covid-19

22 de marzo: Al alza: Córdoba vive su mayor repunte de Covid-19

23 de marzo: El Covid-19 concede una pequeña tregua a Córdoba

24 de marzo: Así es el Covid-19: escalada de casos en Córdoba

25 de marzo: Camino del 'pico': Córdoba registra otro máximo de contagios de Covid-19

26 de marzo: El Covid-19 sube en Córdoba mientras los casos bajan en Andalucía

27 de marzo: Córdoba registra su mejor dato de Covid-19 en diez días

28 de marzo: La tasa de incidencia del Covid-19 en Córdoba supera a la de Andalucía

29 de marzo: El Covid-19 en Córdoba: menos casos, más fallecimientos

30 de marzo: Córdoba duplica sus nuevos casos de Covid-19 en un día

31 de marzo: Córdoba ya tiene la tercera incidencia más alta de Covid-19 en Andalucía

1 de abril: Córdoba sufre su día más negro por Covid-19

Etiquetas
Publicado el
2 de abril de 2020 - 21:15 h