Kioskos del Vial: de oasis de ocio entre el tráfico a imagen del abandono

Kiosko abandonado en los jardines del Vial | TONI BLANCO

Intercalados entre los jardines del corredor verde sobre las vías ferroviarias, como pequeños oasis con terrazas entre las arterias de tráfico de esta zona de la capital, cuatro kioskos se abrieron al público en el Vial como espacio de ocio al aire libre. Los reiterados impagos de las empresas adjudicatarias obligaron al Ayuntamiento a resolver los contratos y volver a la casilla de salida para iniciar el proceso de licitación de los kioskos. En estos años, estas instalaciones han sido objeto de abandono, pintadas, incendios y alguno sirve ahora de cobijo a personas sin hogar. Todo ello, pese a que el Consistorio se comprometió a adecentarlos y reabrirlos, como piden los hosteleros.

Hoy día, un paseo por el Vial ofrece la imagen del abandono de estos kioskos. Una valla perimetral quiso cerrar el acceso a estos recintos donde, sin embargo, los vándalos han hecho de las suyas en este tiempo. Ventanas reventadas, partes de la estructura desarmada, pintadas, suciedad acumulada e incluso algún incendio jalonan lo que en otro momento fueran estos espacios hosteleros amables con el entorno ajardinado. Incluso, alguno de estos recintos sirve ahora de cobijo a personas sin hogar.

El Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad adecentar los kioskos

En enero de 2019, durante el anterior mandato municipal, el Pleno del Ayuntamiento aprobó por unanimidad de todos los grupos políticos una moción para adecentar los kioskos del Vial, además de pedir la agilización de la tramitación de la licitación de estas instalaciones. Meses después, en julio, uno de los kioskos era objeto de un incendio. Sus efectos pueden verse aún hoy.

Ese deterioro y abandono fueron denunciados por la patronal de los hosteleros, Hostecor, este mismo año 2020, poco antes del inicio de la pandemia del Covid-19. A primeros del mes de marzo, los hosteleros urgían al Ayuntamiento a agilizar los trámites para la licitación de la explotación de estos establecimientos públicos, sumando a los cuatro kioskos del Vial otros espacios similares en otras zonas abiertas de la capital, como son el espacio Fidias -junto a el centro comercial El Arcángel-, o la cafetería del parque de La Asomadilla.

Desde Hostecor argumentaban que estos espacios tienen múltiples posibilidades, desde el punto de vista hostelero, y reclamaban que se pusieran en carga, para lo que los profesionales del sector han mostrado su interés por explotarlos como los espacios para lo que fueron concebidos.

Impagos y cierre

La actual situación de los kioskos del Vial tiene su origen en los impagos que la empresa a las que se adjudicó su explotación hizo con el Ayuntamiento, al que no había abonado el canon correspondiente. La deuda ascendía en 2016 a un millón de euros, sin haber abonado ni un euro desde 2012 al Consitorio.

Esa situación se repetía con la adjudicataria del quiosco bar de La Asomadilla, que no pagó tampoco el canon mensual al Ayuntamiento por explotar este establecimiento , como tampoco se pagó el alquiler desde 2013 por el kiosko ubicado en el Balcón del Guadalquivir.

Ahora, ciudadanos y hosteleros, siguen a la espera de que puedan adecentarse estos espacios y reiniciarse su explotación como parte de la oferta de ocio en las zonas ajardinadas de la ciudad.

https://cordopolis.es/2019/01/22/el-consistorio-adecentara-los-kioskos-abandonados-del-vial/

Etiquetas
stats