De Kenia a un quirófano de Córdoba para una vida mejor

Operación en un quirófano del hospital Reina Sofía.
Rozy y Amos, dos niños keniatas, vendrán a Córdoba en el mes de agosto para someterse a una operación de corazón y necesitan voluntarios que les cuiden

Rozy y Amos, un muchacho de 15 años y un bebé de apenas unos meses, viajarán a Córdoba el próximo mes para someterse a una operación de corazón y poder mejorar así su calidad de vida. Cada uno de ellos vendrá desde Kenia acompañado por su madre desde Kenia y los asistirán familias de acogida. La función del voluntariado será colaborar en las visitas hospitalarias, descargando de tensión y aliviando su estancia en Córdoba a la familia de acogida, antes y después de la operación. Pero ahora, Infancia Solidaria necesita ayuda. Precisa voluntarios que realicen visitas frecuentes a estos niños en el hospital durante el mes de agosto.

Así lo ha expresado el coordinador de la ONG en Andalucía, Ángel Parejo, “para ser voluntario solo es necesario tener buen corazón y dedicar un poco de nuestro tiempo libre a ayudar a los demás”. Asegura que la situación de estos niños es insostenible, sus poblados sufren continuos ataques guerrilleros y de grupos violentos y, que en su desesperación, les piden ayuda incluso de poblaciones cercanas. “Yo comprendo que estamos viviendo una situación de crisis en España, pero aquí hablamos de vida o muerte. Estos niños, si no los ayudamos, en pocos meses morirían”.

Millones de niños no pueden acceder a unos servicios mínimos de atención médica, un buen hogar o alimentos que los ayuden en su crecimiento. Por eso, en 2005 nació la ONG Infancia Solidaria, que ha logrado que Rozy y Amos puedan operarse en España. Esta organización cuenta con un extenso programa de ayuda a los más necesitados, como la ayuda humanitaria y médica que desarrollan en Lamu, una pequeña isla al noroeste de Kenia, situada a solo 80 kilómetros de Somalia. Lamu llegó a ser uno de los grandes emporios comerciales del Índico hasta la llegada de los británicos a finales del siglo XIX. En esta zona existe un orfanato y un pequeño hospital dirigido por españoles por el que pasan, a lo largo del año, muchos niños ya que es el único que existe en la zona.

Para prestar esta ayuda en primer lugar, Infancia Solidaria recibe los informes y análisis del país de origen del menor junto a un certificado firmado por un hospital de allí que confirme que el niño no puede ser atendido. Con estos documentos, la ONG española solicita la aceptación del caso ante la Consejería de Sanidad de la comunidad autónoma donde se vaya a hospitalizar el niño y poder así pedir su visado, además de buscar una familia de acogida que le ofrezca a él y a su madre alojamiento y manutención en España.

El 90% de los niños con enfermedades cardiópatas vienen a Córdoba, ya que el Hospital Reina Sofía es referente y unos de los mejores hospitales de España en operaciones de corazón. La estancia de estos niños y sus madres suele ser de tres meses, según lo permitido por su visado, aunque en ocasiones tienen que prorrogar la estancia y solicitar en la embajada una ampliación, debido a la dificultas de la operación a la que se someten.

Infancia Solidaria cuenta en Córdoba con 30 voluntarios aproximadamente, además de empresas privadas que ayudan con donativos para pagar el traslado en avión de los niños y sus madres (billetes que cuestan 2.500 euros aproximadamente), además de organizar eventos para recaudar fondos.

Cada año Infancia Solidaria recibe la autorización del Fondo de Cooperación al Desarrollo y Ayuda Humanitaria de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía. Gracias a ello, y a la labor del servicio sanitario y a otras ONG asentadas en esos países, crean una conexión de ayuda humanitaria que permite traer a Andalucía a muchos niños con cardiopatías severas, hidrocefalias y otras afectaciones severas. Hasta el día de hoy, 160 niños han sido curados en hospitales de Córdoba, Sevilla y Málaga, algo que en sus países de origen sería impensable por falta de medios e infraestructura.

En lo que llevamos de año ya han sido operados en nuestra provincia cuatro niños, a los que se les unirá los dos que vendrán este verano.

Etiquetas
stats