La Junta intensificará las inspecciones y controles de tabaco en las terrazas y veladores

Un fumador en una terraza | PIXABAY

La Junta de Andalucía va a intensificar las inspecciones y controles de tabaco en las terrazas y veladores. La administración autonómica quiere actualizar el Plan Integral del Tabaquismo de la comunidad autónoma y ha anunciado nuevas medidas, entre las que destaca el refuerzo de vigilancia de terrazas y veladores, dentro de la Ley de Medidas Sanitarias frente al Tabaquismo.

Esta ley prohíbe fumar en aquellas terrazas cubiertas y cerradas por más de dos paredes al considerarlas espacio cerrado, según ha recordado la secretaria general de Salud Pública de la Junta, Josefa Ruiz, quien ha advertido que los controles se intensificarán este verano y durante el resto del año.

También se dará prioridad a las medidas orientadas a la población infantil y adolescente, con estrategias adaptadas a estas edades (redes sociales, videojuego, etcétera). Asimismo se planteará una estrategia de respuesta a productos como cigarrillos electrónicos y cachimbas, que se han introducido por parte de la industria como aparentemente inocuos, o el tabaco de liar, cuya promoción se acompaña de una publicidad engañosa sobre la reducción de los daños del tabaco con este tipo de consumo.

La Junta dice que trata así de hacer una actualización de este Plan para hacer frente a los nuevos retos en salud pública que se están planteando en este campo. Ruiz ha destacado la importancia de la prevención y el control del tabaquismo y ha recordado que el Gobierno andaluz puso en marcha en 2005 un Plan Integral de Tabaquismo con el objetivo de disminuir los efectos perjudiciales del tabaco en la población andaluza, coordinando todas las actuaciones necesarias para prevenirlo y abordarlo con procedimientos de efectividad probada, incorporando medidas novedosas para vincular a toda la sociedad en la lucha frente al tabaquismo.

Asimismo, el Plan mantendrá los objetivos de promover estilos de vida saludables, prevenir el consumo de tabaco reduciendo su incidencia, atender a las personas fumadoras de manera accesible y con calidad en los servicios sanitarios y supervisar y controlar el cumplimiento de la normativa.

Estas medidas han sido anunciadas durante la rueda de prensa que ha ofrecido Ruiz con motivo del Día Mundial sin Tabaco que se celebra este jueves bajo el lema Tabaco y Cardiopatías, y en la que han participado también el director del Plan Integral de Tabaquismo de Andalucía, Vidal Barchilón, y el coordinador de la Semana Sin Humo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Ricardo Aranda.

Más de 84.000 inspecciones en 60.000 establecimientos

Desde la entrada en vigor de esta normativa, se han realizado en Andalucía un total de 603.995 controles donde se ha revisado el cumplimiento de la normativa ante el tabaquismo en establecimientos. Concretamente, en 2017, se han llevado a cabo 84.263 inspecciones en 59.921 establecimientos. En el 96,8% de los controles no se detectaron incumplimientos y el 98,47% de los establecimientos cumplía la normativa en la última visita.

Por otra parte, a lo largo de 2017, se han recibido 1.621 denuncias de ciudadanos por posibles incumplimientos a la Ley, que han dado como resultado 763 expedientes iniciados y 562 expedientes resueltos con sanciones por una cuantía total de 209.834 euros. Durante el primer trimestre de 2018, han sido 677 las denuncias, con 343 expedientes iniciados y 104 resueltos, por 92.862 euros.

En esta línea, el coordinador de la Semana Sin Humo de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria, Ricardo Aranda, ha destacado la percepción favorable de la población hacia medidas de mayor protección. Así, según la encuesta realizada a nivel nacional por esta sociedad científica y que cuenta con datos andaluces, un 63,3% de los andaluces está a favor de que se prohíba fumar en vehículos privados y un 13,9% más se sumaría solo en el caso de que hubiese niños dentro.

En cuanto a fumar en lugares públicos al aire libre como, por ejemplo, estadios deportivos, piscinas o centros comerciales abiertos, un 63,65% está de acuerdo con que no se debería poder fumar. Además, el 98% de andaluces considera que fumar es un factor de riesgo igual o más importante que la diabetes, la hipertensión o la hipercolesterolemia, cifra que se sitúa cinco puntos por encima que la española. Y el 63,5% está de acuerdo en que el aumento del precio del tabaco ayudaría a más gente a dejar de fumar, así como la misma cifra opina que se debería aumentar a ocho euros como en países vecinos.

Por otra parte, el 70,6% cree que de alguna manera está expuesto al humo ambiental. Esta encuesta realizada con motivo de la Semana Sin Humo se ha realizado a 597 personas en Andalucía, de las que un 57% son mujeres y un 43% hombres; y un 30% son fumadores y un 31% son exfumadores, de los que el 57% lo dejó hace más de diez años.

Etiquetas
stats