La jueza mantiene como investigados a los tres agentes acusados de agredir a un hombre

Francisco Calvo y su pareja | MADERO CUBERO

La jueza del Juzgado de Instrucción número 8 de Córdoba mantiene por el momento la condición de investigados para los tres agentes de Policía Nacional denunciados por agresión por parte de Francisco Calvo, un hombre de 37 años que, a su vez, fue denunciado por atentado a la autoridad y lesiones, como resultado de una intervención en el Patio de San Eloy.

Los tres policías han testificado este miércoles en la Ciudad de la Justicia, después de que lo hiciera, en calidad de testigo, Maribel A., la pareja del denunciante. El letrado defensor de Calvo, Ismael Ibarra, ha explicado a CORDÓPOLIS que el trámite de este miércoles es el habitual y, tras tomar declaración a los agentes y a Maribel, la próxima semana testificarán un vecino del denunciante y un amigo que se encontraba en su casa el día que ocurrieron los hechos.

Estos tuvieron lugar en la tarde del pasado 18 de enero. Según el relato del denunciante, éste se asomó al portal de su vivienda, una casa patio, tras ver cómo los tres agentes sometían a un control rutinario a su pareja y, tras recriminarles que “tenían que hacer su trabajo”, estos presuntamente le pegaron “un puñetazo en el ojo”, numerosas “patadas” y “golpes en la cabeza contra el suelo”, por los que acabó presentando contusión ocular y contusiones en cuero cabelludo en la sien derecha y rodilla derecha, según el parte médico.

Los agentes, según la denuncia policial, sostienen que esas heridas se las provocó Francisco tras golpearse “con la puerta en la zona frontal de la cara” mientras huía de la policía por el patio de su vivienda. El auto policial recoge, además, que tras el golpe, presuntamente Francisco se gira y “arremete” contra uno de los agentes “golpeándole repetidamente en el pecho”, con la intención de “resistirse” y “evitar la identificación”.

Uno de los policías, de hecho, también ha denunciando a Francisco por causarle presuntamente lesiones, señala el letrado del joven. Francisco, que ha acudido este miércoles también a la Ciudad de la Justicia -donde le ha atendido el mismo forense que certificó sus heridas el día que ocurrieron los hechos-, señala que, aunque siente “ataques de miedo”, mantiene la esperanza de que “se haga justicia”.

Etiquetas
stats