IU quiere cerrar la candidatura conjunta con Podemos en abril

Rodríguez, Maíllo, Garzón y Anguita | MADERO CUBERO

Izquierda Unida quiere cerrar un “acuerdo marco” con Podemos en abril para elaborar definitivamente la candidatura conjunta a las elecciones municipales del año 2019. El coordinador federal de IU, Alberto Garzón, fue explícito este viernes al señalar que su formación apuesta por un acuerdo en todo el país, algo que Podemos, de momento, rechaza. La formación dirigida por Pablo Iglesias prefiere ir ciudad a ciudad, y pueblo a pueblo. En Córdoba, los responsables provinciales de las dos formaciones políticas siguen expectantes el debate nacional, sin que de momento hayan dado ningún paso en un sentido u otro.

Según ha podido saber este periódico, tanto los responsables de IU como los de Podemos están esperando órdenes de Madrid. Las dos formaciones dan por hecho que concurrirán de manera conjunta en las elecciones municipales de 2019. En IU hay un leve debate sobre la conveniencia o no de hacerlo. Algunos críticos, pocos, sostienen que repetir la candidatura de las pasadas elecciones generales supone disolver las siglas de esta histórica formación.

En Podemos hay pocas dudas. A nivel federal la formación morada incluso está discutiendo la posibilidad de cambiarse de nombre. Lo que sí tienen claro es que una vez firmado el acuerdo de convergencia pelearán porque el candidato que encabece la lista de la formación sea de Podemos o al menos cercano. En IU, tres cuartas de lo mismo. Entienden que el candidato de esa convergencia tiene que ser Pedro García.

De momento, en Córdoba apenas si ha habido contacto entre los “primos”, como popularmente se conocen. Hay concejales de IU y Ganemos que mantienen una estrecha relación política. Otros en cambio mantienen las distancias. Aún así, tratan de no atacarse. Ni de complicarse la vida tampoco.

El voto positivo de Ganemos a los presupuestos de este año tiene que entenderse en ese sentido. La formación viró desde el rechazo a las ordenanzas fiscales al apoyo incondicional a los presupuestos. Hacienda está en manos de IU y no tiene sentido votar contra la formación con la que concurrirán en alianza en las próximas elecciones municipales.

Mientras tanto, se sigue mirando a Madrid y también a Barcelona. El pacto de IU y Podemos dependerá de lo que ocurra en las dos capitales. Manuela Carmena, en la órbita de un Podemos más cercano a Íñigo Errejón que al de Pablo Iglesias, mantiene un duro enfrentamiento con IU. Incluso ha llegado a cesar al concejal de Hacienda de esta formación. La clave está en cómo será el proceso de primarias por el que se elegirán las candidaturas. IU apuesta por unas primarias abiertas, mientras que Podemos prefiere que se voten candidaturas ya cerradas.

En 2015 las primarias abiertas de Ahora Madrid permitió que las minorías lograran gran representación. Se votó de forma individual a cada candidato. Ganó Carmena, pero cerca estuvieron otros políticos no cercanos a ella precisamente. Ahora, Podemos apuesta por hacer como Ada Colau en Barcelona: candidaturas cerradas con un número uno concreto. Así quiere que se haga también en Córdoba donde, precisamente, esa forma de votar puede jugar a favor de IU, ya que es una ciudad donde tiene muchísimos más militantes que Podemos.

Etiquetas
stats