La investigación apunta a un fallo eléctrico como causa del fuego

Incendio en la calle Úbeda | ÁLVARO CARMONA
Los agentes de la Policía Nacional esperan a que se enfríe la zona y poder hacer un examen en profundidad y conocer de manera precisa las causas de un siniestro que le ha costado la vida a una mujer de 35 años y a su hijo de tres

Un fallo eléctrico en el salón, cuyo origen aún está por determinar. Ésta es la primera conclusión, aún no definitiva, a la que han llegado los agentes de la Científica de la Policía Nacional que están investigando qué es lo que ha podido provocar el incendio que esta mañana ha provocado un incendio en el Sector Sur en el que ha muerto una mujer de 35 años, su hijo de tres años y han resultado heridos con quemaduras sus otros dos hijos, de nueve y 15 años. Fuentes de la investigación han asegurado que "todo apunta" a que el origen está en un fallo eléctrico, pero que hasta que no se enfríe el lugar y los agentes puedan trabajar en mejores condiciones no se podrá determinar a ciencia cierta el origen del siniestro.

Lo que está claro es que el fuego se ha originado en el salón de esta vivienda, situada en un cuarto piso del bloque número 7 de la calle Úbeda. Los dormitorios en los que en ese momento estaban los cuatro habitantes de la casa se localizan al fondo.

El fuego se inició poco después de las 6.00 de la mañana. En ese momento, los niños comenzaron a gritar y a llamar a su madre. Los vecinos, alertados, avisaron en primer lugar a la Policía Nacional y posteriormente al 112. De hecho, fueron agentes de la Policía Nacional los que llegaron en primer lugar hasta el bloque donde vieron cómo empezaba a salir humo y posteriormente llamas de su interior. Los policías, jugándose la vida, entraron en la casa y sacaron a la familia. Dos de los niños, una menor de nueve años y su hermano de 15, pudieron bajar las escaleras por su propio pie, pese a que sufría quemaduras en las manos, la menor, y en la cara y manos, su hermano. Los policías rescataron a su hermano pequeño, de tres años, en estado muy grave con quemaduras en el 38% de su cuerpo. El niño ha muerto posteriormente en el hospital. Pese a que también se pudo sacar de la vivienda a la mujer, no se pudo hacer nada por salvar su vida. Los sanitarios trataron de reanimarla varias veces, pero a los 25 minutos moría.

Los vecinos de la vivienda anexa a la siniestrada tuvieron que ser rescatados por una escala de los bomberos, ante el intenso humo que en ese momento asolaba a todo el bloque de pisos. Estos vecinos relataron las dificultades que tuvieron los bomberos para trabajar desde el primer momento. El bloque afectado no está a pie de calle, sino más retranqueado hacia el interior, junto a un aparcamiento que en ese momento estaba repleto de coches. Finalmente, los bomberos pudieron acercarse a la vivienda y apagar un fuego que amenazaba con extenderse hacia el resto de las viviendas del bloque.

En estos momentos, dos de los hermanos están ingresados en el hospital Reina Sofía. El mayor, de 15 años, está ingresado en la unidad de cirugía plástica y su hermana, de nueve años, también en el hospital infantil. Un cuarto herido, un vecino de 51 años, ya ha sido dado de alta, afectado por inhalación de humo.

Etiquetas
stats