'Instagram' elimina la cuenta de una fotógrafa en la que mostraba desnudos artísticos

Fotografía realizada por Laura Alonso.

Laura Alonso ha visto cómo su trabajo de nueve años de difusión de sus trabajos como fotógrafa han ido a parar a quién sabe dónde. Instagram le ha eliminado su perfil después de que en sus imágenes se vieran desnudos artísticos, principalmente de mujeres. Aunque esta era una de las esencias de su cuenta, su fin no era otro nada más que mostrar su trabajo y visibilizar aquellos cuerpos que se escapan de los cánones de belleza impuestos, tanto de hombres como de mujeres. En septiembre empezó a recibir denuncias de manera masiva que han provocado la eliminación de su perfil.

Por el momento, Alonso no ha podido recuperar su cuenta. Ni tampoco sus fotos. "Llevaba nueve años trabajando en él y poco a poco me fui centrando en el desnudo de la mujer y en el autorretrato ya que me ha servido mucho para desprenderme de ciertas capas que la sociedad me ha ido poniendo", explica la fotógrafa, que asegura que su trabajo ha ayudado a otras mujeres en ese camino hacia el destierro de lo que no forma parte de nosotros.

Ni modelos de marcas ni mujeres que responden a las manidas medidas. Las que aparecían en las fotografías de Alonso no eran, nada más y nada menos, que mujeres reales. A este respecto, desde Instagram señalan que "es posible que algunas personas quieran compartir imágenes de desnudos de carácter artístico o creativo". Sin embargo, la red social alude a "diversos motivos", que no explica, para alegar la imposibilidad de publicar dichos desnudos.

Esta restricción se aplica a fotos, vídeos y determinado contenido digital que muestren actos sexuales, genitales y primeros planos de nalgas totalmente al descubierto. También se aplica a algunas fotos de pezones femeninos. Sin embargo, sí se permiten fotos de cicatrices de mastectomías y de lactancia materna. También se aceptan desnudos en fotos de cuadros y esculturas. A pesar de estas normas, la polémica ha salpicado en más de una ocasión a Instagram al no permitir los desnudos artísticos y sí imágenes de modelos que son respaldadas por esta red social. Este mes de octubre, Instagram censuró la fotografía de un desnudo que imitaba de manera cómica la imagen compartida por la modelo Candice Swanepo para Victoria’s Secret. Sin embargo, el desnudo de la modelo no fue eliminado.

A este respecto, Alonso comenta que "las leyes de privacidad de Instagram están muy centradas en las grandes marcas, como Victoria's Secret, que paga mucho dinero en publicidad. Esto ha llevado a que se impongan unos cánones de belleza que responden a los cuerpos de estas modelos, algo que también ocurre con las vestimentas o con la cantidad de vello púbico o kilos que tenga quien aparece en la foto". "Yo siempre he reivindicado lo contrario. Para mi, la mujer es la belleza de todo lo que engloba y no tiene por qué ser alguien que tenga unas medidas de 90-60-90", comenta Alonso, quien ha estado nueve años en Córdoba formándose como fotógrafa.

Tras la eliminación de su cuenta, la joven intentó por todos los medios recuperar, a través del servicio de soporte técnico de Instagram, tantos las fotos como las imágenes que se publican en los Stories. Hasta el momento no lo ha conseguido pero sí ha vuelto a la red social bajo el nombre @laura. alonso. abril donde sigue realizando lo mismo que hacía en su anterior perfil: "Lanzar mi mensaje y mi concepción de belleza".

Etiquetas
stats