Una iniciativa vecinal para salvar la visita de los Reyes Magos y que ningún niño pierda la ilusión

María Azpicueta y Carmen Merino, promotoras de la iniciativa para salvar la visita de los Reyes Magos | ÁLEX GALLEGOS

El 2020 es un año marcado por las consecuencias de la pandemia de la Covid-19, un año de restricciones, de cumplimiento de las medidas de seguridad, y de adaptación a una "nueva normalidad" para todo el mundo. Y en vísperas de la época de Navidad, hay un tema que genera inquietud entre los ciudadanos: ¿Qué pasará con las fiestas navideñas? Y con los Reyes Magos? Pues un grupo de madres cordobesas ha lanzado una iniciativa para que ningún niño de Córdoba se quede sin la visita de los Reyes Magos.

María Azpicueta y Carmen Merino son las creadoras de esta campaña que han difundido en las  redes sociales. "Estábamos planeando algo para sorprender a nuestros hijos y se nos ocurrió publicarlo porque mucha gente seguramente también querría. Hicimos un grupo en Facebook y poco a poco estamos consiguiendo muchísimos voluntarios", cuenta María a CORDÓPOLIS.

Con las limitaciones sanitarias, ya se conoce que la Cabalgata de Reyes no se llevará a cabo este año. Y, ante ello, estas familias cordobesas han decidido unirse para que los pequeños de la casa puedan disfrutar de la visita de Sus Majestades, siempre cumpliendo las medidas de seguridad y evitando aglomeraciones, cuentan las promotoras de esta campaña.

"Nuestra intención es que cada grupo de voluntarios, de no más de 6 personas, visiten todos los barrios de Córdoba y repartan caramelos a los más pequeños", cuenta María Azpicueta. Para garantizar el cumplimiento de las normas sanitarias, se pedirá a las familias que se asomen a los balcones -no que bajen a la calle -, y los voluntarios llevarán sus trajes propios, mascarilla y geles desinfectantes, según las palabras de Azpicueta. "También usaremos megáfonos, altavoces y carritos de la compra para no tocar nada y que los niños no tengan que bajar a la calle", continúa contando.

"Nuestro objetivo es que ningún niño de Córdoba pierda la ilusión"

Esta actividad surge de la mano de dos cuñadas que querían que las Navidades para sus hijos fueran especiales. "Se nos ocurrió publicarlo en redes sociales, y gracias a eso y a que mucha gente importante la difundió, ahora somos ya casi 90 voluntarios", cuenta una de sus creadoras. "Aún así, seguimos necesitando muchas personas que quieran ayudarnos, ya sea aportando caramelos o que quieran disfrazarse y repartir", cuenta. "Nuestro objetivo con esto es que ningún niño de Córdoba pierda la ilusión, por eso necesitamos llegar a todos los barrios", prosigue Azpicueta.

De momento cuentan con voluntarios de todos los barrios, a excepción de Poniente Norte, que esperan poder conseguir a medida que vaya avanzando la iniciativa, según revelan las promotoras de la iniciativa. También esperan poder conseguir donaciones que ayuden a seguir adelante con la campaña. "Tenemos de momento ocho kilos de caramelos para repartir. Esperemos que de aquí al día del reparto podamos contar con más voluntarios que quieran ayudarnos con sus aportaciones", revela el grupo.

"Se trata de una iniciativa sin ánimo de lucro, por lo que cada uno se apaña su disfraz con lo poquito que tenga en casa. Si alguna empresa o algún voluntario quiere ayudar en la obtención de caramelos, que es lo que repartiríamos, también estaríamos encantados", cuenta María. "Nosotras no pedimos que nadie aporte nada económico, simplemente si alguien quiere colaborar, de la manera que sea, va a ser bien recibido", confirma.

Donaciones de caramelos y voluntarios

Esta campaña, que de momento solo cuenta con el apoyo y las donaciones de algunas asociaciones anónimas que han querido colaborar, está a la espera de la confirmación por parte del Ayuntamiento de Córdoba para poder realizarse, según confirma el grupo entrevistado. Sin embargo, sí que cuentan que el apoyo de las parroquias cordobesas y algunos de sus párrocos. "Sería maravilloso contar con la aprobación del Ayuntamiento; se trata de una actividad que respeta las medidas de seguridad y por ello necesitamos que nos respalden los agentes de seguridad", concreta Azpicueta.

"Se trata de dividirnos en grupos de menos de seis personas, y que cada grupo visite un barrio el día 5 de enero", confirma el grupo de madres. En principio -y a expensas de saber las restricciones para la movilidad que haya en esa fecha- la visita se llevaría a cabo la tarde de Reyes, desde las 17:00 hasta aproximadamente las 21:30. "Repartiríamos con mascarillas, guantes, gel, y desde la acera para no cortar tráfico y que los niños vean que los Reyes Magos también son responsables con la pandemia", prosiguen.

Para este grupo no solo es importante tener el visto bueno del Ayuntamiento de Córdoba, sino que también piden a la ciudadanía que todo el que quiera colaborar aporte lo que pueda. "Estaríamos encantados de que las copisterías quisieran ayudarnos con nuestros carteles. Yo los he diseñado y los imprimiría, pero también querríamos contar con alguien que repartiera 'flayers' para que nuestro mensaje llegue a más gente", cuenta María Azpicueta. "Contar con cartelería y con más gente que hable de esta iniciativa ayudaría mucho a informar de esta propuesta", prosigue.

El boca a boca y redes sociales: ya hay 90 voluntarios

De momento, la iniciativa se ha ido conociendo gracias al boca a boca y a que la gente lo ha compartido en sus redes sociales. "Animamos a todo el mundo a aportar su granito de arena para llevar la ilusión a las casas", dice.

Todo el mundo que quiera colaborar aportando caramelos o trajes, o incluso ayudar como voluntario en el reparto de los mismos y la organización, podrá ponerse en contacto con Carmen Merino y María Azpicueta a través de la red social Facebook o Whatsapp. Estas dos mamás han querido difundir su contacto a través de los medios para que su mensaje tome más fuerza y poder "salvar" la Navidad de todos los niños cordobeses. "Ojalá lleguemos a mucha más gente y podamos garantizar el paso de estos Reyes Magos por todas las calles de la ciudad", comentan.

Las respuestas ante esta propuesta no han tardado en ver la luz. "Ahora mismo estamos todos en pleno auge de positividad. Ver a la gente tan emocionada me hace tener fe en la humanidad", revela Azpicueta. "Ves a la gente que tiene mucha ilusión y ganas de que esto salga bien, y al final eso es lo que queremos, que todo el mundo recuerde la emoción de vivir las fiestas en familia y con la ilusión de siempre", concluyen.

Etiquetas
Publicado el
17 de noviembre de 2020 - 03:50 h
stats