Un informe policial vincula a Sandokán con el polémico comisario Villarejo

Rafael Gómez, llegando a los juzgados | MADERO CUBERO

El nombre del constructor Rafael Gómez alias Sandokán ha estallado en mitad de la llamada guerra de la cúpula de la Policía Nacional, desatada desde hace meses entre varios de los comisarios más importantes del país. Este miércoles, el diario Público desveló el contenido de un informe policial elaborado por la Unidad de Asuntos Internos y que fue remitido a la Fiscalía General Madrid hace diez meses. El informe vincula a Rafael Gómez con el polémico comisario José Manuel Villarejo, investigado en el famoso caso del Pequeño Nicolás.

El informe de Asuntos Internos investiga el origen del abultado patrimonio del ya excomisario Villarejo (que se ha jubilado hace unos meses). Villarejo, nacido en El Carpio, fue el promotor de un curioso proyecto que se iba a construir junto al yacimiento arqueológico de Medina Azahara a principios del siglo XXI: un parque temático llamado Al Mansur. El parque temático nunca llegó a construirse pero Villarejo admitió posteriormente que salió beneficiado con la venta de suelos.

Ahora, el informe de Asuntos Internos se centra en dos operaciones de compraventa de terrenos del año 2006, justo después de que Rafael Gómez fuera detenido por la UDEF de la Policía Nacional (Villarejo era comisario en ejercicio del cuerpo) en el marco de la operación Malaya. Según consta en el informe, Villarejo vendió a Rafael Gómez dos parcelas por lo que Asuntos Internos considera un "sobreprecio" en septiembre de 2006. La unidad interna de la Policía Nacional calcula que Villarejo logró que Arenal 2000, la constructora de Rafael Gómez, le pagara casi cinco millones de euros más del valor real del suelo por los terrenos.

En concreto, el informe policial desvelado por el diario Público se centra en dos parcelas del plan parcial de la Carretera de Palma (que todavía no está en vigor, tras las idas y venidas urbanísticas, con recursos al TSJA de ida y vuelta). Asuntos Internos apunta a dos empresas del comisario Villarejo: Cenyt y Lextor. Las dos firmas aportaron suelos al plan parcial de la Carretera de Palma. Según dice la Policía, una tenía un valor real de mercado de 318.926 euros y la segunda un precio de 457.344 euros, que no alcanzaban ni el millón de euros. No obstante, al venta se cerró gracias a un pago de 2,4 millones de euros por la primera y otro de 4,2 millones por la segunda.

Según Asuntos Internos, las dos empresas de Villarejo "consiguen en cuatro días una plusvalía de 5.834.862,46 euros, lo que resulta difícil de justificar en ese momento, si se tiene en cuenta que el tiempo transcurrido es mínimo para suponer que se trata de una revalorización habitual en el mercado inmobiliario".

No es la primera vez que el patrimonio del comisario Villarejo es noticia en Córdoba. Ya lo fue durante la promoción del parque Ciudad Al Mansur, una iniciativa que dice que no salió por culpa de los atentados del 11 de septiembre.

El proyecto Ciudad Al Mansur fue tumbado por el Ayuntamiento en el año 2000. No ha sido hasta una década después cuando el Tribunal Supremo le ha dado la razón al Ayuntamiento en un contencioso que ha mantenido la empresa con el Consistorio. La Gerencia de Urbanismo entendió en el año 2000 que no debía aprobar inicialmente el proyecto, que ya había dado sus primeros pasos.

Etiquetas
stats