Los hogares cordobeses se preocupan por la limpieza frente al coronavirus

.

No podemos negar que estamos frente a una situación excepcional. Atrás quedó limpiar el hogar, ahora, con la Covid-19, también hay que desinfectarlo. Limpiar no es lo mismo que desinfectar, por eso, aquí os contamos cómo limpiar y desinfectar bien una vivienda en tiempos de coronavirus.

Por el momento se sabe que el coronavirus puede sobrevivir en una superficie durante un periodo de tiempo, aunque en función del tipo de material de esa superficie y el clima, la duración podría ser mayor o menor. En cualquier caso, el riesgo de transmisión por contacto con un objeto infectado no es tan elevado como el contacto entre personas, no obstante, lo mejor es la prevención y la desinfección para evitar, en la medida de lo posible, cualquier posibilidad de contagio.

La buena noticia es que este virus puede eliminarse con agua y jabón, y con un desinfectante (eso sí, te recomendamos que únicamente utilices los que están aprobados oficialmente por el Ministerio de Sanidad, ya que esos productos han pasado los controles que demuestran su eficacia y seguridad de uso)

Medidas de seguridad e higiene

Medidas de seguridad e higiene

1. Higiene personal

1. Higiene personal

Es muy importante no tocarse los ojos, nariz ni boca si no tenemos las manos limpias. De ahí la necesidad de lavarse bien las manos con agua y jabón. Un buen truco para calcular la duración del lavado (que debería ser de 15 segundos más el tiempo necesario para el enjuagado y posterior secado), es cantar “Cumpleaños feliz” dos veces.

2. Mantener la distancia física

2. Mantener la distancia física

Otra de las medidas es mantener, siempre que se pueda, la distancia física entre personas de al menos un metro y medio.

3. Toser y estornudar de manera adecuada

3. Toser y estornudar de manera adecuada

Lo ideal sería estornudar en un pañuelo desechable o en nuestra parte interna del codo. Si utilizamos un pañuelo, inmediatamente debemos desecharlo y lo ideal sería lavarnos las manos después o utilizar una solución hidroalcohólica si no tenemos a mano agua y jabón.

4. Llevar mascarilla

4. Llevar mascarilla

Aunque llevemos la mascarilla, no debemos caer en una falsa seguridad y relajarnos. Es muy importante seguir manteniendo las medidas de higiene y distanciamiento siempre que sea posible. Además de llevarla puesta de manera correcta, hay que tratar de no tocarse la mascarilla por la zona de la boca y nariz, ya que podríamos contaminarla. Lo más recomendable es quitársela o manipularla con las manos limpias desde las gomas en las orejas.

Siguiendo todas estas medidas reforzaremos la seguridad de nosotros y nuestros allegados.

La Diputación Córdoba ha lanzado recientemente una campaña en sus redes sociales para concienciar sobre la importancia de tomarse en serio las medidas para evitar el Covid-19:

Protégete y protege a tus familiares y amigos. Respeta las distancias sociales y ponte la mascarilla. Porque no eres inmortal, porque puedes transmitir el #covid19 aunque no presentes síntomas. Si te proteges tú, proteges a los tuyos”

https://twitter.com/i/status/1293223238055665664

Limpieza y desinfección en un domicilio

Limpieza y desinfección en un domicilio

Ahora bien, cuando se trata de nuestro hogar, tampoco debemos bajar la guardia. Es necesario mantener una buena limpieza y desinfección en nuestro domicilio. Tendremos que seguir las instrucciones de aquellos productos desinfectantes avalados por el Ministerio de Sanidad, para nuestra propia seguridad como, por ejemplo, el uso de guantes y disponer de una buena ventilación.

Es aconsejable que aquellas personas que sean más sensibles a este tipo de productos, además de llevar guantes, lleven mascarilla a la hora de limpiar e higienizar.

Otra alternativa es contratar un servicio de limpieza si, por el motivo que sea, se necesita ayuda con la limpieza y desinfección para mantener una casa a prueba de Covid-19.

Cada hogar es único, pero en todos existen superficies que son más transitadas en el día a día como el suelo o que se tocan como pomos, pasamanos, mesas, sillas, grifos, interruptores de luz, superficies de la cocina y del baño, inodoro y objetos como teléfonos móviles, ordenadores, teclados y juguetes de los niños, por nombrar algunos.

¿Qué utilizamos para limpiar y desinfectar?

¿Qué utilizamos para limpiar y desinfectar?

Para la limpieza normal se recomienda utilizar vinagre u otros productos naturales, no obstante, para desinfectar se ha de utilizar un producto desinfectante que contenga alcohol (lo recomendable es 70 %) o lejía.

Primero se limpia con agua, jabón o detergente y después se aplica el producto desinfectante. Es muy importante que se sigan las instrucciones y normas de uso.

Cómo desinfectar

Cómo desinfectar

Leerás que muchos productos, tras aplicarse, deben permanecer en la superficie durante unos minutos para que haga su efecto. Además, se debe tener especial cuidado con superficies u objetos que puedan ser delicados.

¿Y la ropa, calzado y objetos de uso cotidiano?

¿Y la ropa, calzado y objetos de uso cotidiano?

Muchos cordobeses se preguntan cómo desinfectar la ropa, ya que hoy en día no se sabe con certeza el tiempo de permanencia del virus sobre los tejidos. Debemos actuar con sentido común, si hemos estado en lugares al aire libre, pero rodeados por una gran multitud de personas o lugares cerrados en los que hayamos estado en contacto con otras personas a menos de 1.5 m, por ejemplo, pues al llegar a casa nos cambiamos de ropa por prendas limpias. 

Recuerda no sacudir la ropa sucia para evitar que, si hubiese virus, se disperse por el aire. Si no vas a lavarla de manera inmediata, no pasa nada, puedes depositarla en un cesto o bolsa de ropa sucia que al vaciarlo también desinfectarás.

Lo ideal es lavar las sábanas, toallas y ropa que haya podido estar en contacto con otras personas con regularidad a 60 grados, ya que el agua caliente facilita que el detergente penetre bien en los tejidos y el virus es sensible a altas temperaturas.

Uno de los hábitos más comunes es quitarse los zapatos y dejarlos en la entrada, así como cualquier objeto que haya podido estar contaminado como móvil, cartera o llaves. También existen productos desinfectantes en el mercado para limpiar estos objetos o la suela de los zapatos, aunque también se puede utilizar una solución hidroalcohólica o alcohol etílico impregnando un trozo de papel y pasarlo por las suelas y, por supuesto, luego desecharlo en la papelera. También se puede desinfectar con una disolución de agua con lejía (la proporción de lejía es de 30 ml por cada litro de agua fría), nunca uses lejía pura.

En cualquier caso, si no vas a utilizar ese calzado en unos días, recuerda que el coronavirus no permanecerá activo mucho tiempo en la superficie, por lo que esa especie de “cuarentena” del calzado nos asegurará que el virus estará inactivo.

¿Y los alimentos?

¿Y los alimentos?

Otro de los aspectos más comentados es la manipulación de alimentos y sus respectivos envases. Insistimos en que el mayor riesgo de contagio se da por estar en estrecho contacto con otras personas. El riesgo por contacto con envases y manipulación de alimentos es bajo, aunque podría existir si ese envase o alimento está contaminado con el virus y tras tocarlo nos tocamos inmediatamente la cara sin habernos lavado las manos. Tal y como comentábamos al principio, cualquier medida razonable de precaución, es mucho mejor.

  1. Retira todos los envases posibles y deséchalos 
  2. Limpia productos enlatados, al vacío o botes de vidrio con un producto desinfectante
  3. Lava los productos no envasados como frutas y verduras con agua y jabón
  4. Por supuesto, tras estos pasos, lávate las manos con agua y jabón

Consejos prácticos para mantener un hogar desinfectado

Consejos prácticos para mantener un hogar desinfectado

Para finalizar, a modo de resumen:

  1. Limpiar a diario las superficies y objetos de uso cotidiano con un producto desinfectante
  2. Dejar en la entrada de casa objetos y calzado que hayan podido contaminarse y desinfectarlos
  3. Al llegar a casa, cambiarse de ropa y lavar las prendas y ropa de cama de manera frecuente a más de 60 grados
  4. Al llegar a casa del supermercado, retirar todos los envases posibles y desecharlos. Lavar latas y botes con un producto desinfectante y lavar con jabón y agua productos como fruta y verdura.

Por supuesto, tras cada manipulación de ropa, alimentos o cualquier objeto que haya podido contaminarse, lavarse bien las manos con agua y jabón.

Esperamos que estas recomendaciones te hayan ayudado. No te pierdas la actualidad en Córdoba y entérate de lo que ocurre en nuestra ciudad.

Etiquetas
stats