El Gobierno confirma que la muerte masiva de carpas en La Breña fue por una epidemia

Carpas muertas en la orilla del pantano de la Breña | MADERO CUBERO

El Gobierno ha confirmado una de las teorías más plausibles para explicar la masiva muerte de carpas la pasada primavera en el pantano de La Breña II: una causa epidemiológica y estacional, agravada por la falta de lluvias. Ese extremo es el que defendió en su momento el Ayuntamiento de Almodóvar y al que también apuntó Ecologistas en Acción.

“Hablamos de un proceso que se da habitualmente todos los años en primavera y que deja una mortalidad determinada. Pero la misma se ha visto multiplicada este año por las anormalmente altas temperaturas que hemos vivido en abril y por el bajo nivel del pantano por la sequía y la escasez de aportes suficientes de agua limpia de los ríos que lo abastecen”, explicó en su momento Joaquín Reina, de este colectivo defensor de la naturaleza.

En una respuesta parlamentaria al diputado Antonio Hurtado, el Ejecutivo incide en esta idea. “Tras el análisis de las aguas se confirmó que la calidad de las mismas era óptima, sin que se diesen condiciones que hubiesen podido afectar a la vida piscícola. Tampoco se encontró ningún microcontaminante orgánico o inorgánico”, insiste el escrito al diputado.

No obstante, el Gobierno se descarga de la responsabilidad de investigar el origen de la epidemia y pasa la pelota a la Junta, pues considera que forma parte de sus competencias.

Etiquetas
stats