La Fundación Sebastián Almagro convoca 29 becas de aviación

Las plazas destinadas a técnicos serán 25, con una ayuda de 2.400 euros cada una, mientras que 4 serán las plazas reservadas a pilotos y su ayuda será de 4.500 euros

"Ganas de aprender y labrarse un futuro cualificado y estable". Éstas son las palabras que ha empleado el vicepresidente de la Fundación Sebastián Almagro, Salvador Fuentes, para animar a todos los jóvenes andaluces que estén interesados en formarse como piloto de helicóptero o técnico de mantenimiento de aeronaves, en el curso académico 2014-2016. Fuentes ha asegurado que es fundamental seguir apoyando y fomentando este sector.

Esta fundación, cuyos patronos son la Diputación de Córdoba, el Ayuntamiento de Palma del Río y la empresa Faasa Aviación continúa su apuesta por el sector aeronáutico andaluz, que durante el 2013 creció un 3,5% con 395 nuevas contrataciones, llegando a los 11.700 trabajadores. De esta manera, Andalucía se convierte en la segunda comunidad autónoma líder en exportaciones aeronáuticas.

La cuantía total de esta beca para los cursos de formación será de 78.000 euros, de la que se beneficiarán 29 alumnos, entre 18 y 35 años. Las plazas destinadas a técnicos serán 25, con una ayuda de 2.400 euros cada una, mientras que 4 serán las plazas reservadas a pilotos y su ayuda será de 4.500 euros. Para acceder a estas becas se tendrán en cuenta el expediente académico de los alumnos y el nivel de renta de sus familias. El plazo para la presentación de solicitudes está abierto hasta el próximo 30 de septiembre.

El presidente de Faasa, Miguel Ángel Tamarit, ha elogiado el crecimiento continuado del sector aeronáutico en Andalucía en los últimos años, presentando unas cifras que van más allá de un fenómeno circunstancial. "Nos encontramos ante una industria con crecimiento y demanda, lo que supone una oportunidad real para los jóvenes de nuestra comunidad, que tienen garantizado su futuro laboral". En la misma línea, el alcalde de Palma del Río, José Antonio Ruiz Almenara, ha destacado que "cada promoción tiene asegurado al cien por cien una contratación laboral futura, gracias a la apertura que Andalucía ha hecho en este sector de vanguardia y a la alta cualificación de los alumnos".

Tamarit ha apuntado que la Fundación lleva 12 años trabajando en este área, pero que las circunstancias actuales han hecho que se planteen por primera vez la posibilidad de ofrecer este tipo de ayudas a los jóvenes. "Una formación de calidad y homologada que pretende acabar con la desigualdad de oportunidades, ya que hasta ahora los mecánicos y los pilotos de helicópteros sólo se podían formar en el ejército, y sólo podían hacerlo los hijos de los padres que tubieran una capacidad económica potente", concluyó.

Este sector de la aeronáutica conforma uno de los motores económicos más importantes en Andalucía. Sevilla, Cádiz y Córdoba acogen el 93% de su actividad. En cuanto al ranking europeo, Andalucía ocupa el cuarto lugar por facturación, el octavo a nivel mundial y el quinto en el segmento espacial.

Etiquetas
stats