Fuentes cree “inadmisible” que se llame “hortera” la estética de comercios de la Judería

Turistas en una zona de tiendas de la Judería de Córdoba | MADERO CUBERO

El viceportavoz del PP en el Ayuntamiento de Córdoba, Salvador Fuentes, ha exigido este viernes “responsabilidad y más respeto” con el comercio del casco histórico para combatir la contaminación visual y considera “inadmisible” e “irrespetuoso” que miembros del gobierno local califiquen de “hortera” la imagen de algunos establecimientos de la zona.

Según informa el PP, Fuentes, que junto a la edil popular Carmen Sousa, ha mantenido un encuentro con la asociación de comerciantes del Casco Histórico, ha defendido “la necesidad de diálogo antes de pasar al insulto, si el objetivo es reducir la contaminación visual en el entorno histórico de la ciudad”.

“Los comerciantes están a disposición del Ayuntamiento para iniciar mejoras, aportar soluciones, pero siempre desde la colaboración y el diálogo”, ha recalcado, al tiempo que ha insistido en “la necesidad de buscar mecanismos para mejorar la mejora de fachadas y reducir la ocupación de espacio público por los comerciantes, circunstancia en la que ya han trabajado los propios comerciantes”.

Además, el viceportavoz ha añadido que “la mejora del casco histórico es un tema de ciudad que tiene pendientes el soterramiento cableado, movilidad, accesibilidad mejoras en la organización de eventos en lo que hay que contar con la participación y colaboración de todos, incluidos los que viven y dan vida un casco de proyección mundial”.

Por su parte, Carmen Sousa ha apuntado que “son las administraciones las que deben asumir actuaciones sobre el cableado de todo el casco histórico, tarea que asumió el anterior equipo de gobierno municipal del PP y que los actuales responsables del cogobierno de PSOE e IU han dejado en el olvido”.

Asimismo, Sousa ha defendido que “si algún responsable del cogobierno considera que existe un problema de contaminación visual, exceso de cartelería en la zona o problemas con el cableado, lo primero que debe hacer es dialogar con los comerciantes, responsables en buena medida de que hacer del casco histórico un espacio vivo”.

“Los comerciantes lamentan que en dos años nadie del equipo de gobierno se ha preocupado de analizar con ellos medidas para reducir el impacto visual en las calles del entorno histórico, circunstancia que sorprende cuando determinados miembros del cogobierno en lugar de abrir vías de diálogo se ocupan de insultar y usar calificativos inapropiados para el comercio del casco histórico”, ha agregado.

Etiquetas
stats