El “follón” de los arrendamientos turísticos o de temporada, descrito por un experto abogado

.

"El follón es bastante considerable". El abogado Daniel Loscertales ha tratado de desenmarañar en una ponencia ese "follón" que existe en el mercado nacional del alquiler, sobre todo con la entrada del arrendamiento turístico. "Tenemos un problema, con cosas que están bien y otras que están mal", arrancó, en una ponencia que se celebró en el Colegio de Abogados de Córdoba, en la calle Morería.

"Las comunidades autónomas han legislado en cosas que no les compete", insistió Loscertales, que destacó que aún hoy el Estado tiene competencias en los arrendamientos, aunque las turísticas estén delegadas. Antes de empezar, diferenció entre un arrendamiento turístico y uno de temporada. En el primero se prestan servicios (plancha, limpieza...) y en el segundo no, se alquila el piso y ya está.

"Cada CCAA lo ha hecho a su manera. Luego los propios ayuntamientos han creado sus normas. El follón es bastante considerable", lamentó. "Hay que clarificar lo que puede ser y no arrendamiento turístico", insistió.

Pero avanzó que en la regularización de los apartamentos turísticos puede que muchas comunidades autónomas y municipios hayan pinchado en hueso. Para hacerlo, hay que "modificar ley de propiedad horizontal", con la que se podría "prohibir o limitar el arrendamiento de piso". "Ahora no impide para nada que una persona haga con su vivienda lo que le dé la gana. Todo el mundo tiene la posibilidad de arrendar para lo que quiera. No se plantean las molestias que ocasionan los arrendamientos turísticos", dijo.

Aún así, insistió en que el problema no es el arrendamiento turístico en sí, sino la "edad" y el tipo de turismo que recibe cada ciudad. Así, señaló que "paseando por Córdoba" ha visto a unos turistas "que creo que no dan la lata" como lo hacen los jóvenes que en verano se van a Ibiza "y que no llegan antes de las cinco de la madrugada".

Aparte, recomendó a los propietarios registrarse en los ayuntamientos como arrendatarios turísticos, porque es más barato pagar la tasa que la sanción que llegaría después.

Etiquetas
stats