La Fiscalía abre diligencias contra la alcaldesa de Algallarín, inhabilitada por el concurso de su empresa

Responsables de IU en Algallarín.

La Fiscalía Provincial de Córdoba ha anunciado la incoación de diligencias de investigación tras los hechos denunciados por Manuel Cuestas Gutiérrez, portavoz de IU en el Ayuntamiento de Adamuz, en la que solicitaba, con carácter urgente, que “​se tome conocimiento de la situación de incapacidad, cese o incompatibilidad o causa de suspensión en que se halla Encarnación Jiménez Vergara, para seguir desempeñando el actual cargo de alcaldesa de la Entidad Local de Algallarín​”, recoge la denuncia.

Según ha informado IU a través de una nota de prensa, Manuel Cuestas Gutiérrez, instaba, “a proceder a las medidas que considere necesarias para la protección o salvaguarda de los derechos de los ciudadanos, en cuanto titulares de los intereses generales que administra el cargo público en cuestión”.

La Fiscalía, por tanto, ha iniciado las diligencias que estime pertinentes para la comprobación del hecho denunciado y la responsabilidad de los partícipes en el mismo. Así lo ha comunicado Manuel Carlos Jiménez Alarcón, teniente fiscal en funciones, mediante decreto no 203/18.

En rueda de prensa, celebrada en la sede de IU en Adamuz, Manuel Cuestas, ha recriminado, “la falta de ética del PSOE, manteniendo en el cargo a una persona que está inhabilitada para administrar o representar a cualquier empresa y personas”. El edil del Consistorio adamuceño, señala que, “no se entiende como el PSOE aún no han tomado una decisión al respecto”.

“Culpable” de delito mercantil

Encarnación Jiménez Vergara (PSOE), actual alcaldesa de la Entidad Local Autónoma de Algallarín, se encuentra “condenada culpable desde 2016, por un delito mercantil”. Así lo recoge la parte dispositiva de la Sentencia dictada por el juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba, en el procedimiento concursal 161/2015, ya firme, cuya inscripción en el Registro Civil se produjo el pasado año 2018, y que declaró como culpable, el concurso de la sociedad Cano Camino, SL, de la que Encarnación Jiménez Vergara era administradora única. Una culpabilidad demostrada, que presuntamente, supuso un agujero a los proveedores de en torno a 500.000 euros.

Como consecuencia de la sentencia de culpabilidad, Encarnación Jiménez Vergara queda inhabilitada para administrar bienes ajenos y para administrar o representar a cualquier persona por un tiempo de 5 años.

Etiquetas
stats