Varias familias denuncian la suspensión del programa municipal de prevención de adicciones

.

Tras más de 20 años en funcionamiento, el Ayuntamiento ha decidido poner fin al programa municipal Habilidades para la vida que durante este tiempo ha formado a niños y a jóvenes en la prevención del consumo de alcohol y drogas. Esta decisión ha llevado a que varias familias de unos de los barrios donde se desarrollaba este proyecto hayan redactado una instancia que presentarán el próximo miércoles para que el Consistorio retome un proyecto que dista mucho del nuevo que ya comenzó el pasado jueves.

Soledad Albareda es una de las madres firmantes de dicha instancia. Sus dos hijos participaban en el programa pero ya sólo lo hará su hija. Mientras que Habilidades para la vida se desarrollaba de viernes a domingo, el nuevo proyecto se imparte durante los martes y los jueves por la tarde, una horario difícil de compatibilizar con los estudios de los menores y con las clases extraescolares.

Albareda denuncia que el cese del proyecto “se comunicó a los padres de un día para el otro”. “Un viernes nos dijeron que la excursión del sábado siguiente iba a ser la última”, cuenta esta madre. Cuando la asociación ADSAM -entidad que gestiona el proyecto- difundió la noticia, los menores “empezaron a llorar”, pidiendo a los padres “que hicieran algo para que el proyecto no se acabara”. Por ello, esta madre recalca los numerosos beneficios que Habilidades para la vida ha tenido en los niños que han participado. “No es que hayan avanzado en su desarrollo social y personal, que también, sino que estaban recibiendo unos valores realmente importantes. Nunca antes, mis hijos han estado tan felices como con estas actividades”, explica.

La hija de Soledad, Malena, tiene diez años y es una de las participantes en este proyecto. Asegura “no entender” por qué el Ayuntamiento ha tomado la decisión de suspenderlo ya que “a todos los niños” les ha ayudado muchísimo. “Hemos aprendido muchas cosas pero, para mí, lo mas importante fue un taller relacionado con el alcohol y las drogas porque nos dijeron las consecuencias que tenía consumir” esas sustancias, detalla la menor.

Otra de las firmantes, María del Carmen Carrilero, confiesa el avance que ha visto en su hija después de asistir a los talleres del proyecto y cómo está aprendiendo a gestionar conflictos que puede tener con otros menores. En este sentido, Habilidades para la vida no sólo evitaba el consumo y retrasaba la edad de inicio en el consumo de diversas sustancias,  sino que potenciaba a los menores la adquisición de competencias sociales, emocionales y cognitivas para una mejor resolución de retos y problemas de la vida diaria.

De los tres días de desarrollo del proyecto, el viernes lo dedicaban a los talleres en los centros mientras que el sábado y el domingo disfrutaban de las jornadas más dinámicas ya que los menores realizaban diversas salidas culturales, deportivas o medioambientales. Por el momento, y según cuentan las madres de los jóvenes, las excursiones se han suspendido y el proyecto sólo se ceñirá a talleres presenciales.

El Ayuntamiento asegura que en el nuevo programa se atenderá la prevención y protección de los menores y adolescentes

Desde el Área de Servicios Sociales del Ayuntamiento explican a este periódico que este programa coexistía con el Proyecto de Actuación y Prevención con Infancia (PAPI), realizando actividades similares. No obstante, las madres señalan que lo realmente significativo de Habilidades para la vida es la concienciación del uso de las drogas y del alcohol, temáticas que no se abordan en el proyecto PAPI. Aún así, desde el Ayuntamiento inciden en que a partir del mes de abril, desde este programa “se atenderá todo lo que concierne a la prevención y protección de los menores y adolescentes” ya que se está trabajando en el nuevo pliego de contratación para 2020.

Etiquetas
stats