El exalcalde de Obejo alega que no tenía conocimientos de derecho

Luis Sánchez Martín, declarado en la vista del juicio | MADERO CUBERO
La defensa solicita en el juicio la libre absolución de los dos delitos de prevaricación de los que se le acusa, mientras que la Fiscalía mantiene su petición de 16 años de inhabilitación para cargo público

Luis Sánchez Martín, exalcalde de Obejo por el PP, ha declarado esta mañana en la vista de su juicio por dos delitos de prevaricación que sus estudios llegaron hasta Cuarto de la ESO y que no tiene conocimientos ni administrativos ni de Derecho. La Fiscalía Provincial de la Audiencia Provincial de Córdoba le pide una pena de ocho años de inhabilitación para ocupar cargo público por la supuesta contratación irregular de una persona que acabó convirtiéndose en indefinida. Además, le acusa de negarse a tramitar la creación de una Entidad Local Autónoma (ELA) en Cerro Muriano y la Estación de Obejo después de que el Pleno lo aprobase. Una medida para la que el entonces alcalde y los concejales del PP votaron en contra.

Junto a su falta de conocimiento acerca de los procedimientos legales y administrativos, la defensa de Sánchez Martín se ha basado en el hecho de que la contratación del trabajador cumplía la ley. Con respecto a la ELA, además de negar que interfiriese en su implantación, el exalcalde ha defendido que la ejecución de la tramitación no dependía de él, sino de un informe de la Diputación y de la Junta que nunca se pidieron.

La secretaria del Ayuntamiento -que advirtió al entonces alcalde de que no podía admitir a trámite el recurso de reposición- ha declarado en la vista y se ha ratificado en que éste no era susceptible de ser recurrido “al tratarse de una disposición de carácter general susceptible solo de recurso en un contencioso administrativo”. Por tanto, la secretaria le dijo al exregidor que debía resolver el recurso urgentemente y que si no lo hacía en 30 días quedaría suspendido por silencio administrativo.

“Con dicha información, el acusado, con la finalidad de impedir la entrada en vigor de la constitución de la Entidad Local Autónoma, no introdujo en el Pleno ordinario del viernes siguiente la deliberación sobre el recurso de reposición formulado”, ha insistido la Fiscalía. Durante los meses siguientes, el exalcalde siguió sin incorporar al orden del día la resolución del recurso de reposición. La defensa ha argumentado que no existía intención de retraso ninguno y que la demora se debió al cambio de secretarios -tres en unos pocos meses- que se dio. La primera de las secretarias, la misma que emitió el informe, ha reconocido en la vista que fue cesada de manera inmediata por el alcalde, al poco de entregar su escrito.

Según la fiscal, el regidor “tan solo consintió en introducir en el debate del Pleno del 29 de noviembre de 2013 un informe elaborado por la nueva secretaria, que entendía que no procedía la constitución de la ELA, cuando el acusado conocía sobradamente que ya se había decidido sobre dicha constitución y no podía volver a valorarse el mencionado acuerdo fechado el 5 de abril”. La defensa ha respondido que el nuevo informe era preceptivo al haber una nueva secretaría. “Lo pedí por prudencia”, ha insistido el exalcalde. La actual secretaria, por su parte, ha señalado que el informe se centró en los aspectos económicos de la escisión de la ELA por indicación de Andrés Lorite, concejal en Obejo y portavoz del PP en la Diputación; y el propio alcalde.

Etiquetas
stats