El exalcalde de Fuente Palmera, condenado a dos años por malversar

Antonio Guisado, en primer plano, en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Córdoba, en su último juicio. | MADERO CUBERO
Antonio Guisado (PSOE), que también ha sido condenado a cinco años de inhabilitación, se enfrentaba a una pena de siete años por un mal uso de los caudales públicos

El exalcalde de Fuente Palmera, Antonio Guisado (PSOE), que estuvo al mando del Consistorio entre 1987 y 2003, ha sido condenado a dos años de cárcel por el delito de malversación de caudales públicos al quedarse demostrado, según el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Córdoba, que se apropió "para su propio provecho económico" 18.530 euros.

Durante el juicio, Guisado reconoció, a preguntas del Ministerio Público, que no tenía toda la información de cómo realizar ciertos trámites administrativos internos y reflejarlos en la contabilidad, como el adelanto de las nóminas para los concejales y empleados o las partidas para los grupos políticos. En la mayoría de las facturas investigadas no se refleja el concepto de las mismas. "Puede que eso ocurra, pero siempre se señalaba en las órdenes de pago que yo firmaba", se defendió el exalcalde. Guisado sostuvo que, a pesar de todo, el control del dinero municipal era "exhaustivo" y que la fiscalización era continua. "También por los grupos de la oposición, que nunca dijeron nada".

De poco le sirvieron estas explicaciones. El tribunal entiende, según recoge la sentencia, que Guisado incurrió, además, en un delito de prevaricación, por lo que le condena a a seis años de inhabilitación para empleo o cargo público.

El exalcalde admitió que "no reconocía los requisitos previos" que tenía el funcionamiento de la Tesorería municipal pero aseguró que "tenía la plena seguridad de que lo estábamos haciendo bien, porque tampoco tuvimos observaciones en contra por parte de nadie".

Junto a Guisado, también han sido condenados la exedil de Hacienda, María Isabel Ostos, y el exinterventor, Carmelo Tubio. A la primera le cae un año y seis meses de prisión, además de cuatro años de inhabilitación, por un delito continuado de malversación de caudales público. El segundo ha sido condenado a tres años de prisión y seis de inhabilitación por malversación. El extesorero ha resultado absuelto.

Etiquetas
stats