Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.
La portada de mañana
Acceder
Lee ya las noticias de mañana

Otra estocada más para el aceite: el virgen extra pierde diez céntimos

Jornaleros vareando aceitunas.

Alfonso Alba

0

El precio del aceite de oliva prosigue, imparable, su camino hacia el hundimiento, y empieza a preocupar, y mucho, a los miles de olivareros de la provincia de Córdoba, que temen que su producto valga tan poco que empiece a no ser rentable. Aunque el umbral de la rentabilidad aún está lejos (se teme que los precios estén por debajo de los dos euros el kilo), la preocupación es alta. La caída del valor es de un 35% en pocos meses, algo que no ha ocurrido nunca en el mercado y que desde la patronal InterÓleo no se explican.

El precio del aceite se mantuvo estable durante la última semana en lo que respecta a la media e incluso subió un céntimo por kilo en origen. Sin embargo, el virgen extra siguió bajando, con una media de 10 céntimos menos por kilo. Así, en el mercado nacional, el virgen extra se vendió a 2,569 euros por kilo en origen, según los datos del sistema Poolred. El virgen a 2,235 y el lampante a 2,139 euros por kilo. La media a la que se vendió el aceite fue de 2,416 euros por kilo..

En cuanto a las salidas, sufrieron un ligero repunte con respecto a la semana anterior. El mercado empieza a animarse, aunque temeroso aún de unos precios excepcionalmente bajos que de momento no están repercutiendo en los consumidores, que en muchos casos están pagando lo que a los envasadores les costó el producto cuando más caro estaba.

Desde la patronal, insisten en que no hay motivos para que los precios están tan bajos. La campaña olivarera del próximo año no está garantizada y no se espera que sea de récord, y las existencias en los almacenes no son excepcionalmente altas. Además, también se calcula que la campaña en los países olivareros como Grecia e Italia tampoco será muy buena. La única explicación estaría en que el consumo ha bajado, algo que tampoco convence.

Etiquetas
stats