Se enfrenta a 15 años por apuñalar a su mujer tras seguirla con un GPS

Entrada de la Audiencia Provincial de Córdoba | MADERO CUBERO
El hombre persiguió a su mujer desde Palma del Río hasta la Puebla de los Infantes, donde la apuñaló 17 veces | También agredió al hombre que la acomapañaba

M. F. L., de 39 años, se enfrenta a una pena de 15 años y cinco meses de cárcel tras apuñalar, supuestamente, a su mujer y a otro hombre más el 15 de marzo de 2013. El hombre, que está en la cárcel de manera preventiva desde entonces, será juzgado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial entre el 5 y el 6 de octubre. Está acusado de un delito de homicidio en grado de tentativa, otro de malos tratos y un tercero de lesiones.

Según relata la Fiscalía Provincial de Córdoba en su escrito de acusación, el pasado 15 de marzo de 2013, el hombre, que vivía en Palma del Río, sospechó que su mujer le estaba siendo infiel. Para localizarla activó un dispositivo GPS que le condujo hasta un paraje del vecino pueblo sevillano de Puebla de los Infantes. En las afueras localizó dentro de un vehículo a su mujer y a otro hombre. En ese momento, decidió aproximarse al vehículo y fue descubierto.

Según la Fiscalía, entonces el hombre salió del coche para tratar de hablar con el acusado que sin mediar palabra “e intentando no darle posibilidad de defensa” lo empujó al suelo “donde le propinó varias patadas y le asestó tres puñaladas con una navaja multiusos” que portaba.

Después se dirigió hacia la puerta delantera izquierda del vehículo, donde estaba la mujer sentada en el asiento del conductor. “Como quiera que ésta, asustada ante la reacción de su marido, había cerrado con pestillo las puertas del vehículo, el acusado, haciendo uso de la navaja que portaba, rompió el cristal de la ventana a la vez que le decía: 'te voy a matar, te voy a enterrar”. En ese momento, le asestó un total de 17 puñaladas, trece en la espalda, dos en el tórax, una bajo el pecho y otra en la parte izquierda del cuello, que afectaron a órganos vitales y le produjeron un riesgo vital efectivo.

El hombre, consciente de la gravedad de las lesiones que le provocó a su mujer, llamó al 112 y siguiendo las instrucciones sanitarias que iba recibiendo intentó aminorar el perjuicio que le había provocado a la mujer hasta que llegó la ambulancia.

La mujer tardó 180 días en poder recuperarse de las heridas que le había provocado su marido y como secuelas, aparte de las físicas, tiene un trastorno de estrés postraumático severo. El hombre herido sufrió lesiones de las que tardó un año en recuperarse y estuvo seis días hospitalizado.

Por otra parte, y según detalla la Fiscalía, con anterioridad a estos hechos el acusado ya le había propinado empujones y patadas en el culo a la mujer, además de humillarla e insultarla, además de amenazas de muerte.

Etiquetas
stats