La Diputación repara carreteras y tuberías afectadas por las lluvias

Trabajadores de Emproacsa se afanan en la reparación de una tubería.
Los bomberos del parque comarcal de Baena rescataron el día 9 a un hombre que quedó atrapado en su coche

La Diputación de Córdoba está actuando en la provincia de Córdoba, a través de su Empresa Provincial de Aguas Emproacsa, el Consorcio de Bomberos y el Servicio de Carreteras, con el fin de restablecer cuanto antes la normalidad en las zonas afectadas por las lluvias de los últimos días. El delegado de Carreteras, José Antonio Fernández, ha informado de que “a consecuencia de las lluvias permanecían cortadas a la 01.00 de la madrugada la CO-4205, de Espejo a Montemayor, y la CO-5307 de Palma del Río a Pedro Díaz”. Además,“está limitada al tráfico la CO-4207 de Montilla a Montalbán y se está valorando el estado de otras vías de la zona Centro y Sur para estudiar daños y habilitar carriles de paso”.

Fernández destaca que “la mayoría de los problemas detectados tienen que ver con arrastres por no estar los arroyos limpios y por la cantidad de agua caída”. En cuanto a los trabajos realizados, “se ha actuado en dos frentes; la retirada de piedras, árboles y barro, y en la señalización de las zonas afectadas para evitar problemas de seguridad”.

Por otra parte, efectivos del Consorcio de Bomberos han realizado actuaciones preventivas de saneamiento en municipios como Priego de Córdoba mediante la retirada de chapas. Además, el pasado 9 de marzo los bomberos del parque de Baena intervinieron en Valenzuela en el rescate de un individuo que había quedado atrapado en su coche a consecuencia de las lluvias.

En cuanto a las actuaciones de la Empresa Provincial de Aguas de la Diputación de Córdoba (Emproacsa), sus técnicos están desplazándose a varios puntos de la provincia ante la existencia de roturas en las arterias de abastecimiento de agua potable de varios municipios. Así, el pasado fin de semana acudieron con dos máquinas retroexcavadoras al municipio de El Carpio para reparar la rotura de la arteria de abastecimiento de agua potable del municipio, que se había visto afectada por un corrimiento de tierra pero que no llegó a provocar el corte en el suministro.

Del mismo modo, otros municipios que se han visto afectados, desde que empezó el temporal, en la red de suministro de agua han sido Valenzuela, Cardeña y Añora, que vieron ayer restablecido el servicio con total normalidad. Asimismo, Aguas de Córdoba ha reparado la línea de media tensión que suministra energía eléctrica a la Estación de Tratamiento de Agua Potable de Iznájar. El presidente de Aguas de Córdoba, Salvador Fuentes, insiste en que “para que ningún usuario se vea afectado, todo el personal de la empresa está alerta estos días debido a las lluvias, que no cesan, y pueden provocar roturas y cortes de suministro en las redes de abastecimiento de la provincia”.

Etiquetas
stats