La Diputación optará a más de 1.000 millones para afrontar los retos de la provincia

Antonio Ruiz, en una imagen de archivo | ÁLEX GALLEGOS

El presidente de la Diputación de Córdoba, Antonio Ruiz, ha anunciado el pasado martes que la institución provincial se ha marcado como “prioridad elaborar un Proyecto de Inversiones Territoriales Integradas (ITI)” y ha ofrecido la entidad supramunicipal como “catalizador” de los más de 1.000 millones de euros a los que optará de inversiones de fondos europeos relacionados con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para afrontar, “de una vez por todas”, los retos de la provincia de cara al año 2030.

En su intervención en los desayunos de Diario Córdoba, con la conferencia Abordando los retos de nuestra provincia, el máximo representante de la institución provincial ha detallado que “en este marco, y siendo prudentes, podremos optar a más de 200 millones de euros hasta el año que viene”, mientas que, “si miramos a ese Plan ITI, para el periodo 2021-2027” habrá “más de 1.000 millones de euros de financiación para la provincia de Córdoba”, en el marco de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos.

Ruiz ha puesto de manifiesto que “esta inversión nos permitirá dar un salto cualitativo hacia políticas que solucionen problemas y reivindicaciones históricas de la provincia, tales como la Autovía del Olivar o el cercanías en el eje del Guadalquivir, así como abordar el reto que nos plantea la fijación de la población al territorio”.

De este modo, la Diputación volverá a ser pionera con la creación de un Comisionado para la Agenda 2030 que tendrá como principal objetivo la búsqueda de dichos fondos europeos así como la puesta en marcha del Plan ITI, un proyecto con el que se aglutinen todas las inversiones precisas para nuestro territorio“, ha continuado.

Durante su intervención, el máximo responsable de la institución provincial ha incidido en que “nos encontramos ante un momento clave en el que se hace necesaria la colaboración interinstitucional, sin poder renunciar, bajo ningún concepto, a la oportunidad que nos presenta poder movilizar estos recursos”.

Según Ruiz, “esta institución ya mostró su carácter pionero con el proyecto Participamos Dipucordoba 2030, a través del cual se han identificado los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 (ODS), un concepto de futuro pero más aún de nuestro presente”.

Así, con el objetivo de fijar la población al territorio, “necesitamos una apuesta ambiciosa que vendrá de la mano de la mencionada financiación europea, sirviendo de ejemplo los 14,8 millones de euros que ya hemos recibido y que tendrán como objetivo cofinanciar proyectos de eficiencia energética y que, de momento, afectarán a 53 de nuestros municipios”, ha apostillado Ruiz.

El presidente de la Diputación de Córdoba ha abundado en que “se trata de mantener el trabajo y el esfuerzo inversor que se viene realizando en los últimos años, a la vez que se incrementa el compromiso para generar mayor igualdad de oportunidades, con un esfuerzo en materia de empleo, mejora de infraestructuras, aplicación de nuevas tecnologías y, al fin y al cabo, un mayor desarrollo sostenible”.

Retos

Antonio Ruiz ha resaltado que entre los retos a afrontar está el de la despoblación, aunque “en Andalucía la cuestión no es tan dramática” como en otros puntos del país; la modernización, pues “las nuevas tecnologías son absolutamente básicas” y, sin embargo, “hay zonas en la provincia con sombra tecnológica, en la que a veces no llega ni la cobertura”; y la industria, a la que ha definido como “nuestro talón de Aquiles”.

Así, el también secretario general de los socialistas cordobeses ha señalado que la despoblación es “más acuciada” en la zona norte de Córdoba -donde la Diputación ha multiplicado por dos los recursos del Plan de Empleo específico- y en los municipios menores de 10.000 habitantes“, donde la población ha descendido un 4,7% entre 2008 y 2018, mientras que, por su parte, las aldeas han registrado un descenso del 5,7%.

Por el contrario, según ha expresado Ruiz, “en torno a las grandes vías de comunicación la población se fija o, incluso, aumenta”. Así los municipios mayores de 20.000 habitantes “aumentan su población pero, dentro de ellos, los que mas crecen son los que están al lado de una autovía, tanto la A-45 como la A-4”.

Por este motivo, el máximo representante de la institución provincial ha hecho hincapié en la importancia de “apostar por la conversión de la N-432 en la autovía A-81” -trabajo que ha tenido que retomarse desde el punto de partida por los proyectos caducados y que, por el momento, hará pequeñas inversiones en las zonas más peligrosas-, así como por el eje del cercanías entre Palma del Río y Villa del Río, la instalación de depuradoras, la Autovía del Olivar o la instalación de infraestructuras energéticas “que permitan la instalación de empresas o el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad”, algo que también repercutirá en el desarrollo industrial.

“Sin lugar a dudas, ese mayor impulso al sector industrial repercutirá en nuestro principal objetivo para los próximos años, que no es otro que el mencionado anteriormente de fijar la población al territorio”, ha incidido Ruiz.

Otra cuestión en la que se debe trabajar es la modernización y nuevas tecnologías, algo en lo que desde la Diputación de Córdoba “vamos a seguir incidiendo” con el Programa de Municipios Cordobeses Inteligentes y Sostenibles, cuyo objetivo es que se cubran“ las sombras tecnológicas para que el desarrollo de la revolución 4.0 ”en la provincia sea un desarrollo vertebrado y cohesionado“, ha comentado.

Potencialidades de la provincia

En palabras del presidente de la Diputación, “resulta obvio que nuestra provincia cuenta con grandes potencialidades, con recursos y grandes posibilidades de crecimiento”, siendo “claro ejemplo de ello la situación actual de nuestra industria agroalimentaria, convertida en nuestro principal motor económico y donde se ha avanzado de manera muy notable en la apuesta por la calidad y la excelencia”.

En este sentido, ha puesto de manifiesto que “nuestro próximo reto debe centrarse en la profesionalización, modernización y promoción de nuestros productos, no solo los amparados por las siete denominaciones de origen, sino también de aquellos que nos hacen singulares y únicos como el ajo de Montalbán, el membrillo de Puente Genil o el anís de Rute”.

Del mismo modo, Ruiz ha hablado del sector turístico como “la herramienta más eficaz para contribuir en la diversificación de la economía, con un imponente patrimonio histórico-artístico avalado por seis Declaraciones (cuatro en la capital y dos en la provincia), además de por nuestra potente gastronomía”.

El papel de las Diputaciones

Por otro lado, Ruiz ha centrado parte de su intervención en “la importancia de las instituciones provinciales como las grandes aliadas de los municipios, principalmente los más pequeños”, siendo su objetivo prioritario “el garantizar la viabilidad de nuestros municipios, convirtiéndonos en referente a la hora de garantizar el acceso a unos servicios e infraestructuras de calidad con independencia del lugar de residencia”.

“En esta tarea -ha subrayado Ruiz- resultó fundamental la implementación del conocido como Plan Impulso, una herramienta que nos permitió retomar el diálogo con los agentes sociales y económicos de nuestra provincia, potenciar políticas con un marcado carácter social o realizar una fuerte apuesta por el sector turístico”.

Por último, el también alcalde de Rute ha insistido en “la necesidad de garantizar la autonomía económica y financiera de los ayuntamientos, principales conocedores de las demandas y necesidades de la ciudadanía”, motivo por el que ha criticado no poder disponer del superávit que generan las administraciones locales, ya que son instituciones con “la capacidad suficiente para gestionar” sus recursos económicos“.

Etiquetas
stats