La diferencia entre las personas que mueren y los niños que nacen es cada vez mayor

Una calle céntrica de Córdoba | MADERO CUBERO

822. Esa es la diferencia entre las personas que murieron en la provincia de Córdoba y los niños que nacieron durante el primer trimestre del año, según los datos que acaba de hacer públicos el Instituto de Estadística y Cartografía de Andalucía. En términos demográficos, ese es el crecimiento vegetativo de la provincia, claramente negativo. Y va a más, según los últimos datos publicados.

En el primer trimestre del año nacieron en la provincia de Córdoba 1.522, una de las cifras más bajas de los últimos diez años (solo fue peor el primer trimestre del año pasado). En el mismo periodo de tiempo murieron en la provincia de Córdoba 2.334 personas. Es decir, sin contar la emigración, que también es notable, la provincia ha vuelto a perder casi un millar de habitantes solo en tres meses.

En Andalucía, en el primer trimestre del año 2019 se produjeron 3.944 matrimonios, 16.912 nacimientos y 20.172 defunciones, según los datos provisionales de las Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (MNP) . Estas cifras suponen descensos del 10,3% en defunciones y del 1,9% en nacimientos; y un aumento del 8,2% en matrimonios, respecto al mismo trimestre de 2018. Como resultado, el crecimiento natural en Andalucía (diferencia entre los nacimientos y las defunciones) ha sido negativo (3.260 personas).

La edad media de las madres fue de 32,6 años. En el 33,2% de los nacimientos, las madres tenían una edad comprendida entre los 30 y los 34 años, siguiéndole en importancia el volumen de madres entre 35 y 39 años, con un 28,1%.

En cuanto a las defunciones, el 51,1% fueron hombres. El 70,1% de las defunciones ocurridas en este periodo correspondieron a personas mayores de 74 años, siendo más frecuentes entre 85 y 89 años (21,7%). Desagregando por sexo, este mismo grupo de edad sigue siendo el de mayor frecuencia tanto entre las mujeres (25,7%) como entre los hombres (18,0%). Las defunciones de extranjeros representaron el 3,9% del total.

Córdoba despidió 2018 con el segundo resultado en negativo de Andalucía. Sólo Jaén superó su dato con una disminución natural de la población de 1.922 personas. La tendencia de la provincia se da en la totalidad de la comunidad autónoma, que concluyó el año con 1.684 muertes más que nacimientos, y se produce también por norma general en las demás. Almería, con un crecimiento vegetativo de 1.932 personas, Sevilla y Málaga son los únicos territorios de la región en que sí hubo mayor número de partos que de fallecimientos.

Varios son los factores que determinan la situación de unos años a esta parte. Entre ellos se encuentra la edad a la hora de ser madre hoy en día. En Córdoba, el 63,04% de los nacimientos de 2018 correspondieron a mujeres entre los 30 y los 39 años. Fue el comprendido entre los 30 y los 34 el sector más numeroso, algo que se repitió a nivel andaluz y en el resto de provincias, una por una, de la comunidad.

Etiquetas
stats