Denuncian “precariedad” en los contratos temporales contra la exclusión

.
Un grupo de trabajadores asegura que cobran poco más de 500 euros por trabajar seis días en semana, y que el Ayuntamiento les prometió un salario de 1.000

“¿Se puede vivir con 500 euros al mes, teniendo que pagar una hipoteca de 300 y que mantener a cinco personas?”. El portavoz del colectivo Riesgo de Exclusión Social de Córdoba, Antonio Rubio, se ha hecho esta pregunta esta mañana en el grupo escolar Rey Heredia, donde ha denunciado junto a un grupo de trabajadores recién contratados por el Ayuntamiento por el plan de exclusión que sufren condiciones de “precariedad”.

Según Antonio Rubio, el Ayuntamiento, como se ha informado en prensa, les prometió salarios de 1.000 euros al mes por los dos que van a estar contratados. Sin embargo, asegura que finalmente van a cobrar poco más de 500 euros por trabajar seis días en semana y cinco horas por día. “Con ese dinero no se puede vivir”, denunció, junto a un grupo de trabajadores que hoy mismo ha comenzado a limpiar la zona de la ciudad que les ha asignado el Ayuntamiento.

Rubio asegura que en la pasada convocatoria para contratos contra la exclusión social (en la que se empleó a 900 personas), hubo 116 aspirantes que se quedaron fuera tras haber superado, incluso, los exámenes médicos. Estas 116 personas han sido las primeras en entrar en esta segunda convocatoria en la que, denuncia, las condiciones “son mucho peores”. En la convocatoria pasada, los contratos establecían un salario de 700 euros por cinco días de trabajo a la semana.

“El alcalde una vez más nos ha mentido”, ha denunciado Antonio Rubio, que asegura que el Ayuntamiento les ha dicho que de los 1.000 euros de salario previsto casi la mitad es para pagar sus cotizaciones a la Seguridad Social y los impuestos por su contratación. “¿Desde cuándo los trabajadores hemos pagado toda la Seguridad Social?”, se preguntaba.

Además, este colectivo ha denunciado que los trabajadores no pueden renunciar a estos contratos sociales ya que quedarían excluidos de la percepción de otro tipo de ayudas.

RESPUESTA DEL AYUNTAMIENTO

Por su parte, el portavoz del gobierno municipal y presidente de Sadeco, Miguel Ángel Torrico, ha lamentado las afirmaciones de Stop Desahucios y el “desprecio” que han demostrado hoy hacia el Plan de Inclusión Activa, que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Córdoba y sobre el que ha querido aclararles que se trata de “ayudas de emergencia social para personas que no tienen otro ingreso económico”.

Torrico ha precisado que “no se trata de un plan de empleo, ya que para eso está la Junta de Andalucía como administración competente, sino que se trata de un programa social para personas que no tienen otro ingreso y lo que hacen es participar en una iniciativa, donde se les está formando e intentando su inserción laboral”. De este modo, ha subrayado que es un programa en el que, “con formación y empleo, se les da una ayuda para que después puedan acceder al mercado de trabajo”.

Asimismo, ha precisado que el que cuente con alguna prestación por desempleo no puede acceder a este programa porque uno de los requisitos es no tener ningún tipo de ayuda pública, por lo que critica que Stop Desahucios intente engañar a los ciudadanos al afirmar que cobran solo 75 euros más que si estuvieran cobrando el paro.

Este plan de Inclusión Activa cuenta con un presupuesto total de 940.000 euros y “es un programa paliativo, que evita una situación o un riesgo evidente de exclusión en el que se encuentran las personas que van a participar en el programa”, ha aclarado Torrico, al tiempo que “busca aportar unos recursos para cubrir necesidades básicas de familias”, así como “formar y aportar una posibilidad de empleo en el futuro”.

Etiquetas
stats