Denuncian “daños estructurales” en un colegio y la inseguridad que ocasionan a alumnos y profesores

Daños en el colegio Antonio Gala de Fuente Palmera.

El Ayuntamiento de Fuente Palmera ha remitido a la Delegación de Educación un informe sobre los daños que sufre el colegio Antonio Gala de Silillos, donde se da cuenta de “daños estructurales” en el edificio y se alerta de la incidencia que esto pueda tener en la seguridad de alumnos y profesores.

El Consistorio denuncia que han aparecido “nuevos daños” en el colegio “debido a las deficiencias en la ejecución de la obra de ampliación y reforma del centro educativo”, cosa que han puesto en conocimiento de la Delegación de Educación de la Junta a través de un informe.

El pasado 30 de octubre se remitió desde el Consistorio a la Delegación de Educación un informe técnico de daños, “tras la inspección ocular del lugar por parte del arquitecto municipal. Se pudo comprobar que existe un deterioro de las juntas de dilatación y revestimientos inmediatos. También el informe técnico municipal que se remite a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía advierte que ”no se entiende la existencia de una pletina metálica, no protegida al óxido, que trata de conectar dos estructuras separadas por una junta de dilatación, lo cual ha ofrecido resistencia al libre movimiento estructural ocasionando desperfectos en los revestimientos de la zona

inmediata“.

Desde el Ayuntamiento señalan que “los problemas, lejos de corregirse, se han visto incrementados, limitándose las zonas del alumnado por posibles caídas de azulejos”, para evitar accidentes por ello.

“Tras poner de nuevo en conocimiento de la Delegación de Educación y la Agencia Pública Andaluza de Educación los problemas existentes en el C.E.I.P Antonio Gala y dado que a diario se imparten clases en dicho centro, es urgente corregir los desperfectos estructurales existentes para evitar cualquier incidente/accidente que pudiera afectar a los alumnos/as, profesores o cualquier persona que acceda a las instalaciones del centro educativo”, ha advertido el alcalde de Fuente Palmera, Francisco Javier Ruiz. “Para este equipo de gobierno, la seguridad para el alumnado y profesorado del colegio es prioritaria y la obra debe realizarse lo antes posible por parte de la Junta de Andalucía”, exige.

Esta no es la primera vez que el centro sufre desperfectos. El pasado 15 de julio se produjo la caída de la rampa-pasarela para minusválidos. Tras ello, desde el Ayuntamiento de Fuente Palmera se procedió a dar traslado de forma urgente de lo ocurrido a la Delegación de Educación, “remitiéndoles un informe técnico y adjuntándoles un listado de desperfectos remitido desde el propio Centro y el A.M.P.A Antonio Gala de Silillos”.

El propio Pleno del ayuntamiento de Fuente Palmera también aprobó por unanimidad solicitar a la Delegación de Educación de la Junta de Andalucía la valoración y ejecución inmediata de la obra. Además de ello, se solicitó a la Delegación en los escritos remitidos, que “con carácter urgente, procedieran a la emisión de informe de valoración de lo sucedido y al arreglo de los desperfectos existentes, puesto que los mismos aparecen

a raíz de una obra que se licitó y ejecutó en noviembre de 2.009, la cual consistió

en ampliación y reforma en el colegio por parte de la Junta de Andalucía. La

rampa que se derrumbó forma parte de la citada obra“, recuerdan.

Etiquetas
stats