Sin cruz ni caracoles junto a la Torre de la Malmuerta

Este año no habrá puesto de caracoles junto a la Malmuerta | MADERO CUBERO

ACTUALIZADO A LAS 11:00

Este año, por vez primera en muchos, no habrá ni puesto de caracoles ni cruz de mayo en la Torre de la Malmuerta. Con la ley en la mano, en la zona no puede haber una instalación de este tipo durante tanto tiempo (más el puesto de caracoles, que se instala durante más de tres meses) en un entorno de un Bien de Interés Cultural (BIC).

Según ha podido saber este periódico de fuentes municipales, tanto la cruz de mayo como el puesto de caracoles se instalarán no muy lejos de allí: en la plaza Flor del Olivo, donde convivirán con otras terrazas y veladores que el Ayuntamiento está reordenando.

Las fuentes señalan que la petición del Consejo del Movimiento Ciudadano se centraba principalmente en los problemas de movilidad que provocaba esta instalación. Además, el problema se hacía más grave cuando se instalaba la cruz de mayo, ya que incluso el puesto de caracoles se tenía que desplazar para hacer sitio en un entorno no muy amplio.

El resto de puestos de caracoles autorizados no sufrirán traslados. La gran mayoría permanecerán en el lugar de siempre desde el próximo viernes y hasta el principio del verano. Como ya avanzamos este viernes, la gran fiesta de los caracoles en Córdoba está a la vuelta de la esquina.

EL CONSEJO DEL MOVIMIENTO CIUDADANO, EN DESACUERDO

Sin embargo, esta no es la medida que ha planteado el Consejo del Movimiento Ciudadano. Según el escrito remitido al área de Vía Pública del Ayuntamiento, al Consejo "le han llegado quejas de los vecinos más cercanos por el fuerte olor a guisado de los caracoles, que en realidad es un olor muy intenso y se realiza todas las mañanas. Pero la crítica más genérica es el excesivo número de sillas y veladores que colocan y que demás no retiran por las noches sino que las dejan montadas desde el inicio de la temporada hasta el final, pudiendo y debiendo ser recogidas por las noches".

Así, señalan que el problema no es solo de esta zona, sino de algunas más, y no ven con buenos ojos que se traslade ahora a la plaza Flor del Olivo. "Eso sí que provocaría descontento y un una gran disgusto entre los vecinos y los dueños de los bares de la zona, pues en la semana que colocaron el puesto el pasado año en este lugar durante las fiestas de las Cruces, sí recibieron muchas protestas por el cambio".

Además, consideran que se debería reducir el número de sillas y mesas del puesto de caracoles "a fin de que no creen excesiva competencia con los establecimientos de la zona, ni entorpezcan el paso debajo del Arco y que se les obligue a que por la noche lo recojan para una mejor limpieza de la zona". "Si se les da a elegir prefieren el puesto de caracoles al montaje de la Cruz, por falta de arraigo y exceso de oferta en la zona", exponen en el escrito dirigido a Vía Pública.

Etiquetas
stats