El cronómetro de Capitulares

Nieto con Bellido, poco antes del inicio de un Pleno municipal. FOTO: MADERO CUBERO
Con el objetivo de que los plenos del Ayuntamiento no se eternicen, los portavoces de los grupos municipales pactan instalar una cuenta atrás para que cada intervención no dure más de seis minutos

A partir del martes de la semana que viene, el salón de plenos del Ayuntamiento de Córdoba tendrá un nuevo elemento: una televisión de 24 pulgadas. En su pantalla se proyectará un cronómetro con cuenta atrás que a partir de ahora regulará el tiempo de intervención de cada uno de los capitulares que estén en uso del turno de palabra. Durante el debate de discusión de las mociones, cada concejal tendrá un máximo de seis minutos en el primer turno de palabra y de cuatro en el segundo, si es que lo pide, cosa que tiene que hacer antes de que se vote el punto.

Los portavoces de los grupos municipales pactaron ayer en la reunión previa al Pleno la instalación de esta cuenta atrás con el objetivo de lograr que las sesiones no se eternicen, como está ocurriendo ahora cuando muchos plenos comienzan a las 11.00 de la mañana y no acaban hasta diez horas después.

El sistema pactado recordará mucho al programa de televisión de 59 segundos. El presidente del Pleno, Luis Martín, tendrá la potestad de cortar el micrófono al portavoz que haya sobrepasado su tiempo de exposición y dejarlo con la palabra en la boca. El equipo de gobierno del PP, que ha sido quien ha propuesto este nuevo sistema, justifica que este sistema se utiliza ya en los debates del Parlamento de Andalucía o el Congreso de los Diputados, donde los tiempos de intervención están muy regulados.

Etiquetas
stats