Critican que el SAS no dé un nuevo medicamento a un niño afectado de Duchenne

Medicamentos | PIXABAY

La Red Española de Madres y Padres Solidarios (Remps) ha criticado este martes que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) se haya “negado a suministrar” un nuevo medicamento, el Exondys 51, a “un niño cordobés de ochos años afectado por el Síndrome de Duchenne, una enfermedad rara que produce una gradual degeneración neuromuscular hasta causar la muerte”.

Dicho medicamento, según ha asegurado la Remps en un comunicado, “ya está comercializado en Estados Unidos” y “podría salvar la vida” al menor, pero el SAS no se lo suministra “alegando que la mencionada droga no está prescrita para la variante que padece el pequeño”.

En relación con ello, la Red de Padres Solidarios ha reconocido que, “ciertamente, el Exondys 51 está destinado a enfermos con el exon 51 afectado, pero varios reputados especialistas de Estados Unidos, Francia y España han reconocido que puede beneficiar también a este niño, que tiene el exon 52 afectado”.

Por ello, la Remps, asociación sin ánimo de lucro cuyo objetivo primordial es promover la investigación de las enfermedades raras, ha exigido al SAS que, “con los informes médicos en la mano, empiece a suministrar a este pequeño un medicamento que puede suponer la diferencia entre una muerte prematura y la esperanza de vivir”.

La Red de Padres Solidarios entiende que “la única razón por la que la Administración sanitaria niega el medicamento a este niño es el alto coste del mismo”, con lo que estaría poniendo “precio a la vida de un niño, mientras se dedica a presentar por toda Andalucía su proyecto de Ley de Garantías y Sostenibilidad del Sistema Sanitario Público Andaluz”.

Reacción del SAS

El Hospital Reina Sofía de Córdoba ha reaccionado a las críticas de la Red de Madres y Padres Solidarios sobre la prescripción de un fármaco para un menor con síndrome de Duchenne manifestando que el Servicio Andaluz de Salud (SAS) garantiza siempre la “equidad” en el acceso a los medicamentos, incluidos aquellos de los que pueden beneficiarse los pacientes con enfermedades raras.

“Lo hace siempre, como no puede ser de otra manera, siguiendo criterios clínicos y de evidencia científica que demuestren que estos fármacos cambien el curso de la enfermedad o sean útiles para paliar algunos de sus síntomas”, ha indicado el centro en una nota en la que rechaza que, tal y como afirma este colectivo, los motivos sean de índole económica.

Continúa el Reina Sofía señalando que “tal cual ha notificado la Agencia Española del Medicamento a este centro hospitalario cuando ha realizado consulta sobre el fármaco al que hace referencia este colectivo, Exondys 51, se ha notificado que actualmente no está comercializado en Europa; igualmente, este organismo ha confirmado que no hay ensayos clínicos ni programas de uso compasivo o de autorización especial sobre este fármaco actualmente en España”.

Asimismo, ha informado de que se trata de un medicamento dirigido a pacientes con mutaciones en el exón 51, no habiéndose demostrado con evidencia científica que sea eficaz en pacientes con mutaciones en otros exones, como el 52.

El hospital asegura que seguirá estando “vigilante” ante cualquier avance que se produzca tanto en la autorización de la comercialización de este fármaco a nivel europeo y estatal como en la evidencia científica que se demuestre en otras mutaciones diferentes a la ya recogida en la ficha técnica de este fármaco.

“Es importante confiar y respetar la labor de la Agencia Europea del Medicamento y la Agencia Española del Medicamento, que garantizan que la aprobación de nuevos fármacos cumpla con todos los requisitos legales, de seguridad y de evidencia científica exigibles a todos los fármacos antes de su comercialización en Europa y España, respectivamente”, finaliza.

Etiquetas
stats