Crisis de Ganemos con el cogobierno: “Hablamos dos lenguajes distintos”

Concejales de Ganemos e IU antes de un Pleno | MADERO CUBERO

El proceso de aprobación de los presupuestos en el Ayuntamiento de Córdoba parece que va a ser mucho más complejo de lo previsto. “Hablamos dos lenguajes distintos”, sostuvo el viceportavoz de Ganemos, Alberto de los Ríos, sobre su relación con el cogobierno. PSOE e IU necesitan los votos favorables de la agrupación de electores para sacar adelante los presupuestos del 2017 y, de momento, no lo tienen.

Este martes se ha celebrado la Comisión Municipal de Hacienda en la que el cogobierno ha anunciado la intención de llevar los presupuestos al Pleno del próximo martes 17. En la comisión, UCOR y Ciudadanos han anunciado su voto en contra, mientras que el PP ha asegurado que de momento vota en contra pero que presentará enmiendas, y que si son aceptadas lo mismo se abstiene. En la misma línea está Ganemos, que mantiene conversaciones abiertas con el cogobierno, pero que de momento no fructifican.

Lo de los lenguajes diferentes se nota hasta en las ruedas de prensa. Este martes, Ganemos ha comparecido a las 11:15. Un cuarto de hora después lo ha hecho la teniente de alcalde de Hacienda, Alba Doblas (IU). “Las conversaciones van por buen camino”, ha dicho Doblas. “No estamos ni más cerca ni más lejos”, ha asegurado la concejala de Ganemos María de los Ángeles Aguilera.

De hecho, Ganemos ha llegado a poner un “suspenso alto” al nivel de ejecución del pacto de gobierno que firmó con PSOE e IU en junio de 2015. Según De los Ríos, el nivel de cumplimiento de los compromisos “es del 40%”, cuando el cogobierno asegura que alcanza el 70%. “Creo que las negociaciones van por buen camino en lo que se refiere al presupuesto. Si queremos mezclar debates entramos en otras cuestiones”, ha criticado Alba Doblas, de IU.

Ganemos ha anunciado que presentará enmiendas, sobre todo relacionadas con el empleo, el comercio de cercanía y la economía sostenible. Y también ha reclamado que se ponga en marcha el plan de realizar una auditoría ciudadana de la deuda. En una semana, tendrán que decidir si cambian un voto que de momento es negativo.

El PP también dice que votará en contra, pero que se abstendrá si se le atienden sus enmiendas. Curiosamente, podría darse el caso de que el PP se abstuviese y facilitase así la aprobación de los presupuestos del 2017.

Etiquetas
stats