CORDÓPOLIS: seis años navegando contigo

.

El 16 de septiembre de 2012, cuatro de esos freelances que escribían y hacían fotos para grandes medios nacionales como corresponsales en Córdoba, olisqueando el huracán que traía la crisis y que arrasaría a las mayores cabeceras, decidieron botar una pequeña balsa salvavidas construida con apenas un par de tablones. A ese precario proyecto -milagrosamente flotante- lo llamaron CORDÓPOLIS.

Han pasado seis años desde aquel día y CORDÓPOLIS no ha dejado de navegar. En los primeros momentos, el impulso de avance se obtenía básicamente por los músculos, el esfuerzo y el tiempo de los cuatro excolaboratas que constituían la tripulación. Pero pronto, muy pronto, se pudieron izar las primeras velas con el viento que tú, y el resto de los lectores, proporcionasteis casi de inmediato a través de la audiencia. Porque el inmenso y pacífico océano de la prensa de Córdoba se vio de pronto azuzado por esa minúscula y veloz chalupa cordopolita que zigzagueaba entre las olas para llegar -y contar- primero a las noticias.

La capacidad de contar casi en tiempo real lo que acontece en Córdoba, ligada al rigor periodístico, a la facultad de análisis, a la generación de debate crítico y a ese toque personal de contar las cosas, se han convertido en las señas de identidad de un medio 100% independiente. Y la respuesta ha sido una abrumadora oleada de pulgares arriba de los lectores, no solo en las redes sociales sino en el tráfico generado al margen de Facebook, Twitter o Instagram. Así se entiende que en un mes como mayo se alcanzasen los 54.137 lectores de media diarios y los 647.0000 lectores únicos al mes.

Esos datos de audiencia, que desde hace seis años mantienen una línea ascendente, han convertido a CORDÓPOLIS en un más que atractivo soporte para los anunciantes. Grandes firmas locales, nacionales e internacionales ya promocionan en el periódico sus campañas de ofertas, novedades y productos. Con estos ingresos, junto a los de la publicidad institucional que por ley deben repartir las instituciones en función de los lectores, CORDÓPOLIS ha podido crecer y contar con la incorporación de un nutrido grupo de colaboradores que aportan un inestimable trabajo y esfuerzo aumentando siempre la calidad de los textos, las fotografías y los vídeos que este medio publica.

CORDÓPOLIS sigue navegando. Y mientras lo hace, refuerza su casco, amplia su velamen, aumenta su velocidad y se marca objetivos más ambiciosos. Alianzas como la firmada con el periódico nacional Voz Populi han permitido a la cabecera cordobesa aparecer en el ranking de comScore, el de los principales medios digitales de España, para mirar con humildad -pero a los ojos- a periódicos grandes y decanos de la ciudad.

A pesar de los buenos datos, hay que seguir la singladura. CORDÓPOLIS tiene mucho trabajo por delante. Y solo lo podrá hacer navegando contigo.

Etiquetas
Publicado el
16 de septiembre de 2018 - 08:13 h
stats