Córdoba tuvo nueve casos de SIDA registrados en 2011

.
La cifra supone un caso más con respecto a los detectados en 2009 y 2010

El 1 de diciembre se conmemora el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Por tal motivo, la Junta ha hecho públicos los datos de la enfermedad dividios por provincias. En Córdoba se mantiene el número de casos de SIDA respecto a años anteriores y se observa un cambio en el patrón de edad por la efectividad de los tratamientos antirretrovirales, señala la Delegación de Salud. Así, la provincia ha registrado en el año 2011 un total de 9 casos nuevos, frente a los 8 registrados tanto en 2009 como en 2010. Concretamente, Córdoba se sitúa en 2011 como la segunda provincia andaluza con menor número de casos nuevos registrados en 2011 (9), tras Jaén, con 4 casos.

Desde que comenzó a funcionar el registro andaluz de sida en 1982 y hasta noviembre de 2012, se han notificado al Registro Nacional un total de 11.788 casos de sida en Andalucía. Según los datos provisionales que recoge el registro andaluz de casos de sida, en 2011 se han incluido un total de 134 nuevos casos en toda Andalucía (frente a los 146 de 2010), lo que supone un descenso de un 8,2% respecto al año anterior y de un 88,5% respecto a 1994, año en el que se alcanzó el pico máximo.

Estos datos sitúan la tasa de sida en 15,91 casos por cada millón de habitantes en la comunidad autónoma (más de dos puntos por debajo de la nacional, situada en 18,3). En cuanto a la tasa provincial, los datos señalan una cifra de 11,17 casos por millón de habitantes, cuatro puntos por debajo de la regional y siete de la nacional.

Respecto a la edad media de diagnóstico, en hombres se sitúa en 42 años y en 44 para las mujeres (a finales de los años 80 la edad media estaba en 29), y en cuanto a la relación de casos por sexo, la mayoría de las personas que padecen VIH-sida son hombres. Concretamente, el 76,9% de los diagnósticos realizados en 2011 han sido en hombres y el 23,1% en mujeres.

Esta disminución de casos ha sido posible gracias a la instauración en Andalucía de programas de reducción del riesgo y del daño, para evitar la infección por prácticas inseguras. El objetivo de estas medidas no es otro que mejorar el conocimiento sobre esta enfermedad, incrementar la calidad en la atención a los afectados, prevenir el contagio a través de la promoción de hábitos y conductas saludables, y promover la integración social de las personas que presentan la enfermedad.

Etiquetas
stats