Córdoba envejece: el número de nacimientos sigue cayendo en picado

Profesionales del hospital atienden a una paciente en su proceso de parto.

El número de nacimientos en Córdoba sigue marcando mínimos históricos, mientras que, en el otro lado de la pirámide, el número de fallecimientos se mantiene en aumento. Son los datos del informe Estadísticas del Movimiento Natural de la Población (Nacimientos, Defunciones y Matrimonios) del Instituto Nacional de Estadística (INE) correspondientes al primer semestre de 2018.

Según este informe, publicado este martes, la tasa de natalidad en Córdoba es de 8,24 nacimientos por cada 1.000 habitantes, mientras que la tasa de mortalidad ya está en el 9.99, casi dos puntos por encima. Esto, traducido a números redondos, significa que hay una diferencia entre nacimientos y muertes de -1.380 en la provincia.

El número de nacimientos en los primeros seis meses de 1018 ha sido, por tanto, de 2.980, de los que 1.242 han tenido lugar en la capital. Por su parte, el número de fallecimientos en este periodo ha sido de 4.288 (1.656 en Córdoba capital).

En lo que respecta a la tasa de natalidad, se mantiene la tónica descendente, puesto que en 2017 fue de 8,72, y en 2016 fue de 8,88. Aquellos años terminaron con 6.901 y 6.497 nacimientos, respectivamente, un ritmo que parece difícil -pero no imposible- de alcanzar si se toman como base los datos de los primeros seis meses de 2018. Aunque, lo que parece realmente lejano es volver a un índice de natalidad anterior a la crisis, en el que había 10,50 nacimientos por cada 1.000 habitantes.

En este sentido, 2,29 puntos ha caído la tasa si se compara con el año 2007, previo al estallido de la crisis económica. En aquel entonces, según el INE, la edad media con la que las cordobesas tenían su primer hijo era de 28,9 años. Diez años antes, en 1998, era de 27,8 años. Hoy, dos décadas después, el paso hacia la maternidad se da con más de 30 años.

El número de nacimientos disminuyó en la primera mitad de 2018 en todas las comunidades autónomas. La Rioja (–13,7%), Extremadura (–10,3%) y Cantabria (–7,8%) registraron los mayores descensos. Por su parte, el número de defunciones aumentó en 12 comunidades. Los mayores incrementos se dieron en Canarias (10,2%), Andalucía (5,3%) y Cantabria (5,1%).

Etiquetas
stats