Córdoba afronta una semana de fuertes lluvias con los embalses casi llenos

.
El nivel de los pantanos cordobeses supera el 88,46% de su capacidad cuando se espera que caigan más de 80 litros por metro cuadrado en los próximos siete días

Las previsiones apuntan a que a partir del martes por la tarde empezará a llover en la provincia de Córdoba y no parará hasta el sábado, como mínimo. Según algunas de estas previsiones, las más moderadas, en la próxima semana se pueden acumular hasta 83 litros por metro cuadrado en toda la provincia. Toda esa lluvia irá a parar a unos embalses que después de uno de los años hidrológicos más lluviosos en décadas están casi llenos.

Según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), la previsión de lluvia para la provincia de Córdoba a partir del martes es total. Aunque ya el lunes por la tarde pueden empezar a registrarse precipitaciones, la probabilidad de que llueve entre el martes y el sábado es del 100% casi todos los días. El miércoles por la tarde y el viernes la probabilidad de que llueva es del 95%. Para el martes, Aemet ha comenzado a decretar los primeros avisos de nivel amarillo por lluvia en las provincias de Huelva, Sevilla, Cádiz y Málaga. Está previsto que estos avisos se extiendan al resto de la comunidad autónoma andaluza conforme avance la semana y las lluvias se vayan intensificando y generalizando.

En la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) son conscientes de la previsión de fuertes lluvias. Por eso, y desde hace un par de semanas, se vienen haciendo desembalses preventivos para que los pantanos recuperen sus resguardos, es decir, sus márgenes de seguridad. Sin embargo, las intensas lluvias del Puente de Andalucía (en las sierras en forma de nieve que aún se está descongelando) ha provocado el nivel de los pantanos haya vuelto a crecer a máximos del año hidrológico. Así, y según el Sistema Automático de Información Hidrológica (SAIH) del Guadalquivir, los embalses cordobeses están al 88,46% de su capacidad. Muchos, como es el caso del más grande, Iznájar, incluso han superado el 91,8%, un nivel en el que no se veía desde hace años.

La CHG ha realizado desembalses preventivos sobre todo en la cabecera de la cuenca del Guadalquivir, en la provincia de Jaén. Allí, el nivel de los embalses es muy similar al que tienen los pantanos cordobeses, cuando hace una semana estaban entre tres y cinco puntos por encima. De hecho, ahora mismo siguen desembalsando agua varios pantanos jienennses y unos cuantos cordobeses. El más importante es el Tranco de Beas, sobre el mismo Guadalquivir y en la misma cabecera del río. Este embalse está evacuando algo más de 20 metros cúbicos por segundo. En un nivel parecido está el Guadalén (14 metros cúbicos por segundo), el Guadalmena (24 metros cúbicos), el Giribaile (30) y el Jándula (22). Estos desembalses, junto a las escorrentías de las últimas lluvias y el deshielo, son las que están provocando que el Guadalquivir vaya algo más crecido de lo normal, aunque sin llegar a niveles alarmantes.

En Córdoba hay abiertos cuatro embalses para recuperar su resguardo de seguridad. Son el Yeguas (que está casi lleno y que desembalas 20 metros cúbicos por segundo), Vadomojón (20 metros cúbicos por segundo), Sierra Boyera (28) e Iznájar. Este último pantano ha cerrado una de sus compuertas al reducir el ritmo con el que estaba evacuando agua en las últimas horas, ya que ha descendido de casi 30 metros cúbicos por segundo a 9,54. Por eso, su nivel ha crecido hasta el 91,8%.

Córdoba tiene siete de sus 13 pantanos por encima del 90% de su capacidad: Yeguas, Martín Gonzalo, Guadalmellato, Guadanuño, Bembézar, Retortillo e Iznájar. Sólo Puente Nuevo está en el 78%. El resto supera el 80%, algunos en niveles nunca vistos hasta ahora como es el caso de La Breña II que acaba de llegar por primera vez en su corta vida al 86% de su capacidad.

Etiquetas
stats