La contratación del proyecto del Centro de Convenciones se retrasa otros diez días

Fachada del Centro de Convenciones en el Parque Joyero. | MADERO CUBERO
La presentación de un presupuesto considerado como "baja temeraria" lleva a la mesa de contratación a reclamar al arquitecto que justifique el motivo por el que pide tan poco dinero por hacer su trabajo

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de Córdoba no ha podido adjudicar hoy el proyecto de obra del Centro de Convenciones y Exposiciones en el Parque Joyero. Tampoco podrá hacerlo el próximo viernes, como tenía pensado el equipo de gobierno. Como mínimo, tendrá que esperar diez días hábiles para hacerlo, tras la última resolución de la mesa de contratación.

En concreto, la mesa de contratación ha decidido asumir un informe elaborado por una arquitecta de la Gerencia Municipal de Urbanismo (GMU) en el que considera que la oferta presentada por el equipo de arquitectos de Terrados y Suárez es una "baja temeraria". Este equipo de arquitectos era el que llevaba las de ganar después de ofertar la redacción del proyecto y la dirección de la obra del Centro de Convenciones por menos de la mitad del dinero que el Ayuntamiento había pensado gastarse en el mismo. En concreto, la propuesta económica de esta firma era de 600.000 euros, cuando el Ayuntamiento había proyectado una inversión de 1,5 millones de euros.

El informe, que aún no se ha hecho público, considera que esta oferta está considerada como "baja desproporcionada". Por eso, la mesa de contratación ha decidido conceder un plazo de diez días a la empresa Terrados y Suárez para que justifique el motivo por el que pide tan poco dinero para hacer su trabajo. Una vez que presente la documentación que se le solicita, la mesa de contratación se volverá a reunir y decidirá si sigue manteniendo que la oferta es una baja temeraria y por tanto hay que eliminar a la empresa del concurso, o por el contrario decide adjudicarle el proyecto de obra.

Este contratiempo retrasa aún más el proceso administrativo para adjudicar el proyecto. El calendario del equipo de gobierno pasaba porque antes de que acabase el mes de junio pudiese estar el proyecto encargado y tenerlo encima de la mesa para después del verano. Así, podría licitar las obras y colocar la primera piedra antes de las elecciones de mayo de 2015. Ahora, el proceso se dilata al menos hasta el mes de julio.

Etiquetas
stats