Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Un condenado de extrema derecha, detenido por el caso Peñarroya

Alfonso Alba

0

C. G., consejero delegado de la empresa Compañía General de Ferrocarriles Turísticos, ha sido arrestado junto a la ex alcaldesa Luisa Ruiz y al presidente del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril, Ricardo Oliver

Un vocal de la Ejecutiva Regional del PSOE de Andalucía y un condenado por militar en la extrema derecha de Cataluña comparten calabozos en la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba. C. G., consejero delegado de la empresa Compañía General de Ferrocarriles Turísticos, fue arrestado ayer en el marco de la operación Rocket que está siendo llevada a cabo por agentes del Grupo de Delitos contra la Administración de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil. G., con el que el Ayuntamiento firmó en el mandato anterior el convenio para la instalación del famoso Tren del Guadiato que se iba a financiar con fondos Miner, fue condenado en los años 90 a cumplir una pena de ocho años de prisión por su participación en el grupo de extrema derecha Milicia Catalana.

Según ha podido saber este periódico, este grupo realizó diversas acciones violentas, en 1985 y 1986, contra bares y saunas frecuentados por homosexuales, locales de top less y librerías y movimientos catalanistas, como la Crida a la Solidaritat. En un juicio, G. y otro militante de este grupo de extrema derecha detenido reconocieron ser los autores de disparos a estos locales, aunque negaron haber cometido atendados con bombas, como les acusaba la Policía. Milicia Catalana fue una organización terrorista que actuó en Cataluña tras el fin del franquismo y hasta principios de la década de 1990.

Junto a la ex alcaldesa de Peñarroya-Pueblonuevo Luisa Ruiz y C. G. también ha sido arrestada una tercera persona que en el mandato anterior firmó el convenio con el Ayuntamiento que ha precipitado toda la operación policial. Se trata de Ricardo Oliver, y es presidente del Centro de Estudios Históricos del Ferrocarril. A los tres, la Guardia Civil les acusa de tres delitos: contra la Hacienda Pública, prevaricación administrativa y falsedad en documento público.

Los tres acusados han pasado la noche en la Comandancia de la Guardia Civil de Córdoba, donde están instruyendo todas las diligencias. Está previsto que mañana sean puestos a disposición judicial, una vez que se le ha tomado declaración y se ha analizado la numerosa documentación que los agentes han hallado en los registros del día de ayer. Cuatro de los registros han tenido lugar en Peñarroya-Pueblonuevo. El más importante se ha producido en el propio Ayuntamiento, donde los agentes se hicieron con una docena de cajas repletas de documentación. También se registró la sede de una empresa municipal y la casa de Luisa Ruiz.

En la operación también hay imputadas diez personas, de las que siete son de Córdoba. De estas siete, todos son o técnicos o trabajadores municipales del Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo. La operación, que está bajo secreto de sumario, sigue abierta y no se descartan nuevas detenciones o registros policiales.

Por otra parte, también se han llevado a cabo registros en Barcelona, Lérida, Valencia y León. Según ha podido saber este periódico, se trata de desenmascarar una presunta trama que defraudaba a ayuntamientos a los que prometía restaurar máquinas de tren y vías de ferrocarril. Los responsables serían los dos barceloneses arrestados. De esta manera, en Barcelona estaría la sede de la empresa, que llevaría a Lérida los trenes para que se restaurasen, algo que no ocurría. También se encargaría trabajo a empresas de Valencia y León. De hecho, una de las máquinas locomotoras históricas que compró el Ayuntamiento de Peñarroya-Pueblonuevo con fondos del Miner estaría precisamente en León.

Las maniobras de estos dos empresarios de Barcelona estarían en el punto de mira de la Guardia Civil antes incluso de que llegase la denuncia del actual gobierno del Ayuntamiento de Peñarroya, en manos del PP. Así, habrían sido unos compañeros de partido de Luisa Ruiz, el PSOE de Guadix (Granada) los primeros en poner el grito en el cielo por un presunto fraude de esta empresa a su Ayuntamiento. En 2009, este Consistorio también firmó un acuerdo con los dos barceloneses detenidos para poner en marcha un proyecto turístico con una locomotora muy famosa en Granada, protagonista de rodajes al formar parte del famoso Tren de la fresa. En junio de este año, el PSOE de Guadix denunció que el Ayuntamiento había entregado esta locomotora a la empresa de Barcelona, que ahora está en el punto de mira de la Guardia Civil, para su explotación privada, después de que la máquina fuese restaurada con fondos públicos en el año 1989.

Etiquetas
stats