La CHG aguardará a primavera para posibles medidas contra la sequía

Panorámica del río Guadalquivir | MADERO CUBERO

La Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) señaló en la jornada del martes que el plan de acción establecido ante el estado de prealerta por sequía que vive la cuenca contempla esperar a la próxima primavera, una vez comenzado el nuevo año hidrológico. El objeto es observar cómo se inicia el mismo en materia de lluvias y, llegado el caso y si fuera necesario, valorar la pertinencia de las primeras medidas en este sentido.

Fuentes de la CHG precisaron a este respecto a Europa Press que el estado actual supone una llamada a la “sensibilización” y “concienciación” de la población sobre este aspecto. Con todo, no se han establecido restricciones “salvo en casos muy concretos” de la Comisión de Desembalses.

Será la próxima convocatoria de este organismo en primavera la que pueda valorar, en función de una hipotética reducción “drástica” de recursos de los regantes, que den comienzo determinadas actuaciones, señaló la CHG. El organismo dejó claro que las primeras intervenciones a este respecto se darían en el ámbito industrial y de riego, pues el abastecimiento está garantizado para un período de dos a tres años.

Ya este verano, el presidente de la Confederación, Antonio Ramón Guinea, mandaba un mensaje de tranquilidad, pues la prealerta por sequía en la cuenca es sólo “un estado de aviso”. En ese sentido, destacó que los datos sobre lo que ha llovido “no son alarmantes”.

“No es un estado de sequía profunda, como tuvimos en otras épocas”, señalaba, al tiempo que afirmaba que todavía se está “relativamente lejos” de cuando se tuvieron que producir cortes en el suministro de hasta diez horas en la comunidad. Además, aseguraba que, en los últimos años, “las precipitaciones no han estado lejos de la media” aunque “ha llovido mal”.

Etiquetas
stats