CGT denuncia atascos en el servicio de Correos

Imagen del servicio de Correos
El sindicato considera que la falta de personal está provocando “acumulación de correspondencia y mal servicio en las oficinas

Unos 20.000 objetos de correspondencia se acumulan en las carterías de Correos de la capital por la continua reducción de puestos de reparto y la falta de suplencias en las vacaciones del personal, según una denuncia echa pública por el sindicato CGT. “La zona mas afectada es la que se reparte desde el centro postal de la avenida de Libia; distritos 14014, 14010 y 14007 (Cañero, Fuensanta, Fátima, Fidiana, Viñuela, Rescatado, Av. Barcelona, Carlos III, Chinales, Granadal, Las Quemadas y las urbanizaciones de Dª Manuela y Carrera del Caballo)”, señala un comunicado. Según el sindicato en estas zonas se ha pasado de una plantilla de 43 repartidores a 33 en la actualidad.

Para CGT, la Dirección de Correos de Andalucía, con sede en Sevilla, “está acabando con la práctica totalidad de las vacantes que se producen por jubilaciones”. En total, señalan, se han perdido “unos 40 puestos de reparto en el periodo 2012-2015 solo en la capital”. El sindicato critica “la política cicatera de no sustituir las vacaciones y bajas de todo el personal dando lugar a que el distrito 14012 (Brillante, Naranjo, Asomadilla,..) solo disponga de la mitad de la plantilla y muchas otras zonas se encuentren en una situación similar”.

Las oficinas que atienden al público también se encuentran “saturadas por los mismos motivos con largas colas en las sucursales de El Nogal y avenida de Libia”.

El sindicato también cree que “las jefaturas dan instrucciones de dudosa legalidad y se presiona al personal para tratar de evitar las reclamaciones de usuarios y esconder que la política antisocial de Correos de destruir puestos de trabajo está vulnerando los derechos de la ciudadanía a un Servicio Postal Público de calidad”.

De esta forma, “en el centro de tratamiento postal del polígono de La Torrecilla se han llegado a acumular cerca de 180.000 acuses de recibo de notificaciones, con retrasos de 2 meses, afectando entre otros al normal desarrollo de los procesos judiciales”.

Por último, CGT considera que una provincia como Córdoba “con 100.000 personas en paro, es inmoral que desde el sector público se contribuya a la destrucción de empleo, mas aún cuando estos puestos de trabajo son totalmente necesarios para la prestación del servicio con los niveles de calidad que exige la Ley y para poder cumplir con las expectativas y confianza que los usuarios depositan en este servicio público centenario”.

Etiquetas
stats