Un centenar de personas exigen el fin de los vertidos al Guadalquivir

Concentración junto a la Calahorra | TONI BLANCO

“Ni un vertido más, por un río vivo”. Un centenar de personas se ha concentrado en la mañana de este sábado en el entorno de la Calahorra para protestar contra el episodio de contaminación en el Guadalquivir más grave de los últimos 20 años. La fuga de orujo de una cooperativa en Pedro Abad, Oleícola El Tejar, ha provocado la muerte de más de 50.000 peces, unas cinco toneladas de cadáveres que ya han sido retiradas por la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir.

Organizada por la plataforma ciudadana Por un Río Vivo, Ecologistas en Acción y Pacma, además de concejales de Ganemos y miembros de IU, se han sumado a la protesta en la orilla izquierda del Guadalquivir. En la misma, se ha leído un manifiesto en la que se han pedido responsabilidades, que la sanción sea contundente y ejemplarizante, y más información a las administraciones.

El portavoz de la plataforma, Diego Peinazo, ha asegurado que “ya nos están diciendo” que el ecosistema del Guadalquivir es habitable. Sin embargo, ha denunciado la muerte de muchas especies que tardarán tiempo en recuperar su población anterior. “Queremos explicaciones más amplias que las que nos han dado hasta ahora”, reclamó.

La plataforma pide más información tanto a la Junta como a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir. Sobre la Junta, se preguntan porqué “tardo tanto” en avisar de que se había producido un vertido al Guadalquivir. Sobre la Confederación, preguntan también porqué se retuvo el vertido en El Carpio durante tanto tiempo.

Etiquetas
stats