El campo entra en pánico por la propagación de la bacteria que puede arrasar los olivares

Una aceituna preñada de aceite | PIXABAY

"Gran preocupación" y hasta pánico. El sector agrario cordobés está algo más que preocupado después de que la famosa bacteria que puede arrasar olivares enteros haya sido detectada en la Comunidad de Madrid pese a las bajas temperaturas. De hecho, Asaja Córdoba ha mostrado su inquietud por el hecho de que en un clima frío como el madrileño se haya propagado la bacteria, lo que a su juicio desmonta la teoría de que la Xylella sólo es proclive al clima cálido.

Pero hay más. En el Levante, donde esta bacteria ya está causando estragos, se ha detectado que está siendo transmitida por un mosquito. Este martes, la Unió de Llauradors ha lanzado la voz de alarma al detectar, en zonas del norte de la provincia de Alicante, la presencia del insecto 'Philaenus spumaris', uno de los vectores que propagan la enfermedad de la 'Xylella fastidiosa'. Estos agricultores, que ven cómo la bacteria está acabando con cultivos enteros de almendros, han pedido a la comunidad que actúe urgentemente para acabar con estos insectos.

En Andalucía, el gerente y portavoz de Asaja-Jaén, Luis Carlos Valero, así como el presidente de Asaja Córdoba, Ignacio Fernández de Mesa, han pedido que "se gane tiempo" para estas provincias. "Sin ánimo de alarmar", han apuntado en sendos comunicado que las provincias deben de estar preparada ante posibles casos de Xylella.

Ambos dirigentes han felicitado a la Junta por los controles preventivos realizados, que hasta ahora han dado resultados negativos, pero han insistido en que hacen falta otras medidas más para evitar que, en el caso de que llegue, se propague porque los afectados prefieran ocultarlo.

"Debe haber indemnizaciones establecidas para posibles afectados que cubran las pérdidas, con el fin de que nadie que pueda estar afectado tenga la tentación de callarse, ya que sabemos que la propagación de la bacteria es rápida, por lo que el tiempo es fundamental", ha insistido Valero.

Han recordado que esta misma solicitud ya la hizo Asaja hace unos meses, cuando la Xyella se detectó en almendros de Alicante y donde los afectados, al no tener el apoyo económico suficiente, se están negando a arrancar sus árboles. "El protocolo exige que se arranquen, pero para ello hay que apoyar al agricultor, pues es su forma de vida", han subrayado, al tiempo que han apuntado que es la Administración autonómica la que tiene las competencias en esta materia.

Además, insisten en que es "fundamental" que se extremen los controles fitosanitarios en viveros y fronteras, donde existe el mayor riesgo de propagación de la bacteria.

Etiquetas
stats