Calor 'a medio gas' para dar la bienvenida a julio

Dos turistas en la fuente del Patio de los Naranjos | TONI BLANCO

A falta de dos días para que termine junio de 2020, sólo dos tardes han visto sobrepasar la barrera de los 40 grados en el aeropuerto de Córdoba. La máxima anual se mantiene aún en una muy discreta marca de 40.8 °C, registrados el pasado 22 de junio. El final del mes tendrá aún una última oportunidad para elevar dicho registro gracias al recalentamiento que tendrá la masa de aire cálida peninsular.

El termómetro volverá a dispararse en las tardes del lunes 29 y el martes 30 de junio, para ir apaciguándose en las primeras jornadas de julio hasta dejar unos primeros días de mes a medio gas. Desde el miércoles la entrada de viento de componente oeste 'refrescará' levemente el calor peninsular, con un descenso del termómetro generalizado en toda la Península de entre 3 y 4 grados, siendo más notable en la mitad noroccidental.

La semana irá de más a menos calor con el avance de los días, comenzando la tarde del lunes con aviso naranja en la campiña cordobesa por temperaturas superiores a 40 grados, y aviso amarillo en el resto de la provincia por máximas de más de 38. El valle del Guadalquivir se vuelve a situar como zona cero del calor en superficie, pudiendo alcanzarse o superarse localmente la marca de 41 °C.

Desde entonces dará comienzo un descenso progresivo de las temperaturas, más notable a partir de la tarde del miércoles. El martes 30 de junio, última jornada del mes, el calor aún estará muy presente en el valle del Guadalquivir, dónde aunque se experimentará un leve descendo de entre 1 y 2 grados respecto a las temperaturas del lunes, podrá volver a alcanzarse la marca de los 40 grados.

Será ya con el comienzo del nuevo mes cuando de forma generalizada en toda la provincia las temperaturas experimenten un descenso más notable. Para entonces las máximas no superarán los 38 grados en ningún punto de la provincia, quedando incluso por debajo de los 35 grados en localidades del sur como Priego de Córdoba o Lucena. El descenso será menos notorio en cuanto a las temperaturas mínimas, que desde el comienzo de la semana rondarán los 20 grados en toda la geografía provincial.

El descenso en el termómetro tendrá continuidad durante las tardes del jueves y viernes, cuando las máximas restarán de nuevo otro grado respecto a la jornada precedente, para quedar ya por debajo de los 38 grados en toda la provincia. Serán las localidades de la mitad norte las más beneficiadas de la entrada de viento de componenten oeste, que permitirá que las máximas a duras penas alcancen los 33 o 34 grados en localidades como Pozoblanco, Hinojosa del Duque o Villanueva de Córdoba.

Dará así comienzo un mes de julio a medio gas, a la espera de que el calor acumulado en el norte africano encuentre una válvula de escape hasta el sur peninsular. El verano no ha hecho más que empezar, quedan dos meses por delante en los que se convierte en posible rebatir la máxima histórica peninsular, la de aquel 13 de julio de 2017. Por el momento habrá que esperar.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats