Calor, humedad y tormentas: el cóctel meteorológico de la semana

Una pareja se cubre de la lluvia en Córdoba | ÁLEX GALLEGOS

Posiblemente el verano sea la estación climatológica con mayor poder evocador de las cuatro que existen. El festival de sensaciones, emociones y recuerdos que se acumulan en estos tres interminables meses tienen mucho que ver con noches de desvelo, de cielos estrellados y momentos de la infancia. También el de una tarde de tormenta, que como un oasis en mitad del desierto alivia y oxigena este largo paseo hasta que lleguen los frescos otoñales. Esta semana llega la primera oportunidad del verano de 2020 de disfrutar con la lotería de las tormentas de verano.

El paso de una DANA por el centro peninsular entre las jornadas del martes 21 y el miércoles 22, trasladará hasta el interior los ingredientes necesarios para que lleguen y se formen precipitaciones de tipo convectivo. El episodio será muy breve y traería además un descenso de las temperaturas máximas especialmente notable durante la tarde del miércoles, aunque el ambiente seguirá siendo muy caluroso y sofocante durante el resto de la semana. Además se le une y refuerza un importante factor que ya he hecho de las suyas estos días de atrás, la humedad en capas bajas. Con el flujo de poniente la atmósfera cordobesa suele cargarse de humedad, dificultando el enfriamiento nocturno y convirtiendo en relativamente 'pegajoso' nuestro habitual calor seco.

Con este dibujo en altura, el tiempo en Córdoba durante la semana vendrá marcado por ese 'parón' tormentoso desde la mañana del martes, que podría dejar algunos chubascos aislados a lo largo de la jornada. Aunque la depresión en altura no es de gran calado e irá perdiendo potencial conforme se adentre en la Península, no hay que descartar que la combinación de humedad y calor estival pueda derivar en la formación de alguna tormenta de mayor entidad en áreas serranas del norte la provincia.

Por su parte el calor seguirá poniendo a prueba la paciencia cordobesa, que tanto las tardes del lunes como del martes seguirán apuntando a la barrera de los 40 grados, pudiendo alcanzarse los 41 o 42 grados en algunos puntos del valle del Guadalquivir. Sólo la tarde del miércoles experimentará un marcado descenso de entre 3 y 4 grados gracias al refresco temporal del aire cálido en altura, que desde el jueves volverá a recuperar terreno para acercarse de nuevo a los 40 grados.

Pero serán las mínimas las que seguirán destacando muy por encima de lo normal. Si la temperatura media de las mínimas en un mes de julio se sitúa en unos nada desdeñables 19 °C, durante esta semana se mantendrán por entre 3 y 4 grados por encima, siendo probable que puedan alcanzarse los 24 grados de mínima si la nubosidad de la tarde del martes consigue adentrarse hasta la noche cordobesa.

Toda la información del Colectivo Meteofreak en Twitter y en Facebook.

Etiquetas
stats