El Ayuntamiento reabrirá el servicio de atención al público el 1 de junio

Entrada al Ayuntamiento | MADERO CUBERO

Hasta el próximo 1 de junio, el servicio de atención al público del Ayuntamiento de Córdoba no reabrirá sus puertas. Hasta entonces, la atención al ciudadano seguirá habilitada por teléfono y también de manera telemática, según han informado fuentes municipales. Este lunes se han registrado algunas colas en los servicios municipales de Gran Capitán de personas que pensaban que hoy sí que podrían acudir al Consistorio a reanudar sus citas telemáticas.

Por otra parte, las oficinas de atención al público de la del Gobierno de España en Córdoba abren progresivamente con cita previa a partir de hoy sus puertas a la ciudadanía con cita previa gracias a la incorporación del 30% de la plantilla de empleados públicos a sus puestos de trabajo, dentro del plan de desescalada diseñado para retomar la actividad presencial.

En concreto, se trata de

las Oficina de Atención e Información al Ciudadano y Registro, la Oficina de Extranjería, la Sección de Derechos Ciudadanos y Seguridad Ciudadana y la Sección de Educación; la atención presencial se producirá con cita previa y sólo para aquellos casos donde la atención telefónica o por correo electrónico no sea posible.

En el caso de la Oficina de Extranjería provinciales retomarán su actividad con cita previa y será atendida de forma presencial, si bien se mantendrá el servicio de información por vía telemática y telefónica. En este caso, recordar que el BOE publicó el pasado 20 de mayo la Orden SND/421/2020 por la que se prorrogan de forma automática todas aquellas autorizaciones de estancia y residencia y/o trabajo que venzan durante la vigencia del estado de alarma, así como de aquellas que vencieron en los tres meses previos a su declaración. De esta forma, se aporta la debida seguridad jurídica exigida ante la situación extraordinaria provocada por la crisis sanitaria y evita que, una vez se levante el estado de alarma, los extranjeros puedan encontrarse en una situación de irregularidad sobrevenida. No se recogerá documentación física en la Oficina, salvo las que se presenten con las solicitudes iniciales y sean de usuarios con cita previa por lo que se primará la presentación de documentación de forma telemática y así se indicará en los requerimientos.

La actividad presencial se reanudará progresivamente, de manera paulatina y calibrada, priorizando la incorporación presencial de aquellos servicios y puestos de trabajo cuya actividad no pueda realizarse de forma telemática, resulte imprescindible para la atención al público o se califique de esencial y crítica, si bien se abogará por mantener la modalidad del teletrabajo siempre que sea factible.

Hasta que se pueda llegar plenamente a la situación de nueva normalidad, siempre que se pueda se podrán establecer turnos de trabajo rotatorios –por semanas, días o horas-- para minimizar el riesgo y tratar de mantener la prestación del servicio en modalidad no presencial en las actividades que puedan desarrollarse eficazmente de esta forma. También se intentará escalonar en la medida de lo posible la entrada y salida del personal, para evitar aglomeraciones en puntos del centro de trabajo.

En cualquier caso, nunca se producirá la incorporación de ningún empleado público que tenga sintomatología reciente relacionada con la COVID-19, haya estado en contacto estrecho con personas afectadas por esta enfermedad o pertenezcan a grupos vulnerables.

Reorganización de espacios

Para retomar la normalidad se ha elaborado previamente un Plan de actuación donde se han catalogado los puestos de trabajo y establecido medidas organizativas en los centros y de protección de los empleados públicos, que deberán ir acompañadas de hábitos de distanciamiento social o higiene por parte de los empleados públicos.

Por ello, se ha reorganizado espacios de trabajo con la reubicación de mesas y otro mobiliario como estanterías, se han instalado mamparas de protección en aquellos puestos donde no se puede garantizar el distanciamiento de dos metros, se ha reforzado la limpieza y colocado señalización en el suelo para la movilidad en zonas de atención al público.

En espacios de espera o descanso de usuarios se controlarán aforos, se han instalado mamparas portátiles, además de disponer de botes de solución hidroalcohólica en las entradas de los edificios con atención al público, proximidades de equipos de trabajo de uso compartido y puestos de trabajo con atención al público.

Cuando no se pueda garantizar la distancia interpersonal y la situación de alerta lo requiera, se dotará a los empleados públicos de mascarillas quirúrgicas y soluciones hidroalcohólicas. En función a cada actividad, se proporcionará el material de protección que fuera necesario en función a su nivel de riesgo.

Todas estas medidas deben ir acompañadas de una serie de medidas que han de adoptar los propios trabajadores de forma personal, como mantener la distancia interpersonal, evitar el saludo con contacto físico y, en la medida de lo posible, evitar utilizar equipos y dispositivos de otros trabajadores.

Etiquetas
stats